*

×
LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Uruguay representado en el Campamento de la Paz que se celebra en México

* A México están llegando cientos de jóvenes de todas partes del mundo para participar, una vez más, del Campamento de la Paz. Uruguay no es ajeno al evento internacional. Ya viajaron a México ocho montevideanos. Ahora le toca el turno a la delegación canaria, que parte esta semana para representar a su departamento.

hs

Tienen que llevar una comida típica del lugar, y eligieron las tortas fritas. También les piden un baile representativo: prepararán una danza folclórica. Deberán derribar barreras para contactarse con representantes de 19 ciudades de todo el mundo; la más difícil será, quizá, la idiomática. Pero están seguros de que lo lograrán.

Sus compañeros montevideanos ya llegaron, y ahora les toca a ellos. Cada año, miles de jóvenes de todas partes del mundo se unen bajo las mismas consignas, basadas en los conocidos Objetivos del Milenio.

El Campamento de la Paz es uno de los legados del Fórum Universal de las Culturas, que nació como evento ciudadano mundial en Barcelona en 1997 y se celebró por primera vez en la capital catalana en 2004. Nació con la intención de que chicos y chicas de todos los continentes ­ provenientes de países en desarrollo, en conflictos o amparados por el bienestar­ sean capaces de ofrecer recetas contra la intolerancia, el trabajo infantil, la guerra, la discriminación, la pobreza y la represión.

Este año el campamento se desarrollará en la ciudad de Monterrey, en México, adonde están llegando 360 adolescentes procedentes de 19 ciudades del mundo, los que luego se distribuyen en cuatro campamentos.

 

Cumplir los 15 en México

Entre el grupo de uruguayos, LA REPUBLICA se contactó con Ana María Regueira, una de las seleccionadas para viajar a México por el departamento de Canelones. Ella vive en Santa Rosa y cursa tercer año del ciclo básico en el liceo de esa localidad. Fue seleccionada por las autoridades liceales para viajar y al momento de la noticia ­según cuenta­ “no lo podía creer”. Luego agrega: “Para mí es un orgullo haber quedado y representar a mi ciudad”. Es la primera vez que viajará tan lejos de nuestro país y, además, cumplirá sus quince años en Monterrey.

Sus expectativas son varias, pero está segura de que la experiencia del viaje cambiará sus pensamientos respecto al mundo y a determinados temas. Le encanta la idea de conocer otra gente, con la que podrá “divertirse” e intercambiar experiencias.

Su entusiasmo es total. Explicó que temas como la universalización de la educación primaria, la pobreza y las desigualdades serán abordados durante la semana que permanezcan en el campamento.

“Nuestra perspectiva es que se cumplan los objetivos porque nos estamos preparando para eso. Queremos que el idioma no sea una barrera entre los demás jóvenes”, afirmó. “Todos deberán repasar inglés y aprender al menos conceptos básicos del resto de los idiomas.”

 

“Me fui con niños y  volví con adolescentes”

El recreador de la Dirección General de Desarrollo Social de la comuna canaria, Horacio Gómez, viajó el año pasado con la delegación de jóvenes canarios. “El año pasado la invitación vino de rebote, pero este año llega con derecho propio, por la actuación que los chiquilines tuvieron en el campamento anterior. Gracias a eso es que nuevamente estamos invitados”, contó a LA REPUBLICA.

La participación en el Campamento de la Paz 2006 se debió a la ausencia de la ciudad de Nueva Orleans. La Intendencia de Canelones, mediante su Dirección General de Desarrollo Social, recibió la invitación con un cupo para seis adolescentes.

Gómez destacó la participación del grupo anterior en cada uno de los talleres de forma intensa. “Los trabajos en los talleres comienzan a las ocho de la mañana y terminan a las once de la noche. Las actividades son variadas, desde el armado de un stand en el que se debe representar al lugar de donde vienes, hasta mostrar una danza o preparar una comida típica. Para nosotros, que somos adultos, la experiencia es inolvidable; imaginate para ellos. El año pasado yo me llevé a seis niños y me traje a seis adolescentes hechos y derechos”, expresó al recordar su experiencia anterior.

 

Venciendo la barrera del idioma

Horacio cuenta que los jóvenes tienen que vencer una cantidad de obstáculos cuando llegan allá, pero el más importante es el idioma. “La pregunta es, ¿cómo ellos pueden entenderse y personalidades que tienen que tomar las decisiones de nuestros países no lo pueden hacer? A esa edad son totalmente sanos; ellos no tienen intereses, más que ganas de conocerse y divertirse”, sostuvo.

Cuatro son los campamentos que se desarrollarán en México: el primero fue entre el 1 y el 15 de octubre; el segundo va del 15 al 26 de este mes; el tercero, del 20 de octubre al 9 de noviembre, y el cuarto del 4 al 23 de noviembre.

Para la selección, en Canelones se realizó una convocatoria a todos los liceos del departamento. Los que postularon alumnos de entre 12 y 14 años participaron de un sorteo final frente a escribano público, en el que se seleccionaron cuatro chicas y cuatro chicos. *

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad de Enredad@s!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.