Imprimir

El Piñeiro del Campo

Para Abigail, el Hospital Geriátrico Piñeiro del Campo es “un sueño propio”.

Allí realizó sus primeras experiencias prácticas con la materia “Higiene y Confort”. Hoy trabaja honorariamente en el servicio de Atención al Usuario con su compañera Gabriela Ferraro. “Desde ese momento no me despegue nunca del Piñeiro”, cuenta, y añade que dentro del geriátrico hay muchas personas que, a veces, no necesitan un medicamento sino apoyo emocional muy fuerte, porque están solas. *

(Producción: Daniela Fassanello, Jorge Pasculli y Matías Rótulo).

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión