Imprimir

La Justicia libró exhorto para interrogar a médico acusado por pérdida de embriones

El juez Penal de 5º Turno, doctor Daniel Tapié, remitió un exhorto a la Justicia española para interrogar a un médico embriólogo de ese país a quien dos parejas que se sometieron a tratamientos de fecundidad acusan de haber desechado embriones, informaron a LA REPUBLICA fuentes judiciales.

El magistrado, a iniciativa del fiscal penal de 7º Turno, doctor Eduardo Fernández Dovat, libró el exhorto internacional para interrogar por escrito al especialista, quien a fines del año pasado compareció personalmente ante la sede penal.

La intención del representante del Ministerio Público es ampliar la declaración del embriólogo español previo a determinar si cometió o no un delito. En caso de que sea encontrado culpable, el juez procederá a citarlo o incluso a solicitar su extradición, explicaron las fuentes.

La investigación que llevan adelante el magistrado Tapié y el fiscal Fernández Dovat busca esclarecer la desaparición de siete embriones de dos matrimonios que se sometieron a tratamientos de reproducción asistida en la Asociación Española.

Las parejas, conformadas por dos hermanas mellizas y sus esposos, iniciaron hace tres años un juicio civil contra la mutualista luego de constatar que los embriones que serían utilizados para los tratamientos habían sido desechados durante el proceso en el laboratorio de embriología.

En primera instancia, la Asociación Española atribuyó el hecho a un desperfecto sufrido por la máquina de frío que mantenía el material embrionario. Sin embargo, a lo largo de la instrucción del caso tal extremo no pudo ser comprobado.

Al declarar en la demanda civil, el médico español reconoció que los embriones fueron descartados y desechados en los residuos biologógicos. Esta situación motivó que los matrimonios, representados por el abogado Pedro Montano, iniciaran una acción penal contra el médico.

La denuncia solicitó que se investigara si el galeno incurrió en delito, ya que el abogado considera que en la legislación uruguaya el desecho de embriones constituye un ilícito. En tal sentido Montano pidió que se investigara al médico español por aborto, estafa y homicidio. *

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión