ENTREVISTA AL DR. WOLFGANG FRÜHWALD, PRESIDENTE DE LA INSTITUCION ALEMANA

Fundación Von Humboldt otorga más becas y estrecha lazos con Uruguay

En un mundo cada vez más condicionado por el conocimiento y los avances científicos, la necesidad de formación continua para los estudiantes universitarios es una tarea tan ineludible como impostergable. Si tenemos en cuenta que los fondos concursables nacionales para investigadores son bastante menos que exiguos y que de ningún modo aseguran las condiciones para que nuestros científicos e investigadores puedan consolidar una carrera académica en el país, las instituciones internacionales parecen brindar una excelente posibilidad para poder continuar estudios académicos o profundizar líneas de investigación.

La Fundación Alexander von Humboldt, que con sede en Alemania también se propone promover a científicos de nuestro país, propiciando investigaciones y proyectos de alta calidad, puede ser una opción promisoria para que los investigadores puedan capacitarse de forma continua y desarrollar los proyectos que no pueden llevarse a cabo en Uruguay.

El presidente de la fundación, Dr. Wolfgang Frühwald, visitó el país semanas atrás, presidiendo una nutrida delegación, en el marco de una gira regional.

El Dr. Frühwald fue profesor de Historia de Literatura Germana en la Universidad Ludwig Maximilian de Munich, y ejerció como profesor visitante de las Universidades de Indiana, de Frankfurt y de Mainz, de la que ha sido nombrado profesor emérito. Durante años integró el Concejo de Investigación, Tecnología e Innovación de Alemania y, desde 1999, se desempeña como presidente de la Fundación Alexander von Humboldt.

Los orígenes de la fundación se remontan a 1860, pero su actual estatuto nació en una resolución del gobierno de la República Federal de Alemania del año 1953. Hasta la fecha ha apoyado la formación o los trabajos de investigación de más de 20 mil universitarios no alemanes en Alemania y cuenta con numerosos premios Nobel entre sus premiados y becarios.

 

En su visita a Uruguay, dialogamos con Wolfgang Frühwald.

­Conocemos el interés de la Fundación Alexander von Humboldt en establecer vínculos institucionales con la Universidad de la República. ¿Prevé asimismo relacionarse con otras instituciones internacionales radicadas en nuestro país?

­Por supuesto que sí. Nos planteamos un panorama de complementariedad; creemos que esa relación es posible. Es más, en esta visita a Uruguay parte de nuestra delegación se reunió con el decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, Dr. Julio Fernández, y realizó una visita al Instituto Pasteur en el local contiguo a dicha facultad. Nos interesa vincularnos con las distintas instituciones nacionales y extranjeras presentes en Uruguay, así como dar continuidad a las relaciones con quienes ya conocen nuestra fundación.

El paradigma es relacionarnos con otras instituciones y también hacer extensiva esta idea a los proyectos que apoyamos.

­En alguna de sus declaraciones, usted mencionó al Uruguay, como se ha dicho tantas veces, como la “Suiza de América”. Suponemos que más que establecer una comparación muy conocida, que a esta altura podría interpretarse sobre todo irónicamente, usted se refería a algún aspecto diferente. ¿Podría precisar el sentido de esa comparación?

­No es una comparación; para nosotros es un desafío. Queremos hacer realidad esa asimilación o identidad, en algunos aspectos, por lo que pretendemos alcanzar en Uruguay el mismo número de becarios que tiene Suiza en la actualidad. Uruguay cuenta con 25 becarios y queremos llegar a 60, igual que Suiza. Nuestra fundación tiene como cometido promover y alcanzar la excelencia en los campos disciplinarios, manteniéndonos neutrales e independientes de relaciones ideológicas, comerciales y políticas.

 

­Se sabe que la Fundación Humboldt abarca diferentes campos del conocimiento y disciplinas tan distintas como las que supo cultivar Alexander von Humboldt. Son numerosos y muy importantes los cambios que han ocurrido en la historia de las ciencias desde las exploraciones de ese notable precursor y sería interesante saber ¿hacia qué campos del conocimiento se orientan en la actualidad los intereses de la fundación? ¿Cuáles son sus prioridades?

­Las prioridades, todas las disciplinas, sin restricciones, incluyendo las humanísticas. Nuestra fundación se orienta a incentivar la independencia y la libertad en la creación científica y el entrecruzamiento de distintas formas del conocimiento. Buscamos responder a los nuevos desafíos científicos o académicos en Alemania y en el exterior, tratando de dar apoyo, con flexibilidad e iniciativas científicas diferentes, como las supo cultivar Alexander von Humboldt, precisamente.

Nos interesa la conjunción de las disciplinas al servicio del conocimiento y de los individuos que las llevan adelante; los abordajes múltiples e interrelacionados.

 

­Hemos observado que la Fundación ha realizado actividades en distintos países de esta región austral del continente americano: en Buenos Aires, hace unos años; en Porto Alegre, recientemente; en países trasandinos en esta ocasión. ¿Existe un interés particular por acercarse a los países de América Latina? ¿Se incluye esta visita a Uruguay en un programa regional?

­Sí, claro, nos interesa la región. Venimos de Brasil, donde nos reunimos con muchos “humboldtianos”, entre los cuales se encontraban algunos uruguayos. Intercambiamos información y consideramos las distintas propuestas y el desarrollo de proyectos y de intereses. De aquí vamos a Chile, continuando con nuestra gira regional.

Aquí en Uruguay nos reunimos con el secretario de la Presidencia, Dr. Gonzalo Fernández, quien se ha perfeccionado en Alemania. Con él, precisamente, intercambiamos una cordial conversación sobre tópicos referidos al Derecho, del cual es un especialista. La idea es, repito, continuar y consolidar nuestras relaciones intelectuales y académicas con quienes han participado en programas universitarios de Alemania.

 

­¿Qué papel podría desempeñar la Universidad de la República en esta aproximación académica?

­Creo que sería la institución natural donde desarrollar el relacionamiento y la consolidación de nuestros objetivos. Nosotros contamos con la Universidad de la República. En esta visita nos hemos reunido también con el rector, Dr. Rodrigo Arocena, y otras autoridades universitarias, a estos efectos. Creemos fundamental la articulación de la Universidad en estos aspectos estratégicos para ambas partes. Apuntamos a mantener un intercambio interinstitucional como forma de trasmisión de conocimiento en todas las direcciones posibles.

 

­La necesidad de realizar investigaciones, de formalizar posgrados, de avanzar y profundizar los conocimientos es cada vez mayor y más urgente. ¿Cuáles son las condiciones o requisitos a que deben ajustarse los posibles aspirantes a presentar proyectos de investigación en la Fundación Humboldt? ¿Cuáles serían los
procedimientos más adecuados para que sus aspiraciones pudieran concretarse?

­La Fundación Alexander von Humboldt es una institución sin fines de lucro, creada para el bien público por la República Federal de Alemania. Pretende promover la cooperación internacional en investigación científica. De ahí que la fundación propicie estudios de posgrado de larga duración en Alemania para científicos no residentes altamente calificados de distintas disciplinas, que les permitan llevar a cabo sus investigaciones y desarrollarlas en sus propios países o donde consideren mejor hacerlo.

Entre sus distintos programas, me interesa señalar algunos, como las becas de Investigadores Humboldt para científicos no residentes en Alemania con titulación de doctorado o estudios equivalentes y con edades no mayores a los 40 años.

Destaco especialmente
el Premio de Investigación Humboldt para científicos no residentes en Alemania de reputación Internacional.

Es más, aquí en Uruguay la Dra. Lisa Block de Behar obtuvo recientemente el “Prize Research Award” de la Fundación por las investigaciones y actividades que ha realizado en el campo de las disciplinas humanísticas y por su trayectoria como investigadora. Esta es una forma de acercar las instituciones pero también a las personas integrantes de la comunidad científica. Estamos abiertos a distintos campos disciplinarios y a las distintas perspectivas independientes.

También existen las becas de Investigación Feodor Lynen para científicos alemanes que posean título de doctorado y sean menores de 39 años.

Existen otras posibilidades de patrocinio para investigadores que pueden consultarse en nuestro sitio web: www.humboldt-foundatioon.de <http://www.humboldt-foundatioon.de> o por correo electrónico: post@avh.de <mailto:post@avh.de> *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje