ANOCHE FUE HOMENAJEADO POR LA JUNTA DEPARTAMENTAL

Los Yuyos: un boliche con 100 años de historia

Un fin de semana más, y hay que buscar donde escaparse. De la rutina, o del mundo. Escaparse del traje y la corbata, de los libros, y porque no, de la pareja. Lejos de la movida céntrica de los fines de semana, Los Yuyos (Luis Alberto de Herrera y Cubo del Norte), es un infaltable punto de encuentro en la noche montevideana. El Prado recibe los vehículos que llegan a congestionar las calles que rodean el boliche, buscando un lugar para estacionar. Para muchos, es un punto de partida, para otros de llegada, de la agitada noche, que ya casi ve nacer un nuevo día. Como sea, Los Yuyos es una parte histórica de la tradición bolichera de nuestro país. Tanto así, que la Junta Departamental de Montevideo, junto al Minturd y Cambadu, le hizo ayer un homenaje al histórico bar al celebrarse en este año su centenario. Los festejos comenzaron anoche a las 19.30 horas con una sesión especial de la junta departamental que homenajeó a Los Yuyos.

 

El señor de los pájaros

La historia del boliche comienza en el año 1906. Esa esquina era una casa quinta perteneciente a Juan Ursi, que la habitaba junto a su familia. Ursi era un criador de pájaros, quien era llamado a raíz de su labor: “el señor de los pájaros”. Como pasatiempo, Ursi elaboraba sus propias bebidas mezclando caña con diversos yuyos. De allí surgió el tradicional y reconocido nombre del boliche. Hoy, la tradición se mantiene intacta, con las reconocidas bebidas que se ofrecen para deleite de los clientes, tal como la caña con pitanga, grappa con canela, grappa con nuez, y otras tantas variedades. El boliche perteneció hasta la década del ochenta a la familia Ursi. Pero hace nueve años, que está a cargo José Luis Serrón, actual propietario. El hoy dueño de Los Yuyos, dijo que “conocía al boliche desde antes de haberlo adquirido”, ya que “llegué a ser cliente”. Según cuenta Serrón, antes de ser adquirido por él, Los Yuyos fue comprado por una familia argentina conocida suya, que “intentó poner una tanguería, y no le fue muy bien”, explicó. Afirma que el local llegó a ser de su propiedad por “una de esas casualidades de la vida”.

 

Figuras destacadas

Como todo boliche, no faltaron los personajes que llenaron de historias la barra. Serrón recuerda que el caricaturista uruguayo “Peloduro”, supo engalanar con su presencia y ser uno de los forjadores de la mística de Los Yuyos. También recuerda haber escuchado que lo visitaban el escritor argentino Jorge Luis Borges, y el humorista Ubaldo Martínez. “Tampoco faltan los jugadores de fútbol y políticos de antaño que también pasaron por aquí”. Hoy, Serrón tiene 20 empleados a su cargo, y lo que no es una casualidad es el creciente éxito de su boliche. Cada noche, cada día y sobretodo en cada fin de semana, es visitado por personas de todas las edades, que alzan su copa llena de grappa con limón, o caña con pitanga. Un brindis imaginario, con el señor de los pájaros, con Borges, o Peloduro. Un brindis con los personajes que hicieron de Los Yuyos: un siglo de historia. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje