Calendario

1983.- No hay dos sin tres. Ellos, los mandantes, ya con la puerta abierta y dos golpes noqueantes como fueron el NO del 80 a la reforma Constitucional propuesta y las Elecciones Internas del 82, mantenían una esperanza, que se hubiera revertido el rechazo popular. Hubo una serie de conversaciones con delegados partidarios pero a poco o nada se llegó. Y corresponde preguntarse: ¿Quién concedió la autorización del acto? ¿Quién leyó la proclama y no la vetó? ¿Quién creyó que sólo irían centenas de personas? Otra pifia grande porque “un río de libertad” recorrió el Parque de los Aliados, con el Obelisco a sus espaldas, un enorme estrado con una leyenda enorme -“POR UN URUGUAY DEMOCRATICO SIN EXCLUSIONES”-, mirando hacia donde sale el sol y medio millón de uruguayos quitándose miedos, mostrando su cara a las cámaras, cantaron, escucharon con silencio la proclama que leyó Alberto Candeau y luego entonaron el himno nacional como debía hacerse, remarcando el viejo tono del “Tiranos temblad”. Corresponde repetir en todos los que estuvieron allí esa sensación de victoria y sentir aquel vozarrón, imaginando, que decía en algunas partes: “Prometeo fue grande porque supo decir que no a los dioses. Y el pueblo uruguayo es grande porque supo decir que no a los dioses con pies de barro. El gobierno de facto al que el gobierno fuera sometido hace más de diez años se halla muy agotado y agostado. No responde a ningún sector de la ciudadanía y constituye un elemento artificial incrustado por la fuerza en la vida colectiva. (….) ¡Compatriotas!: proclamemos bien alto y todos juntos, para que nuestro grito rasgue el firmamento y resuene de un confín a otro del terruño, de modo que ningún sordo de esos que no quieren oír diga que no lo escuchó: ¡VIVA LA PATRIA!, ¡VIVA LA LIBERTAD! ¡VIVA LA REPUBLICA!, ¡VIVA LA DEMOCRACIA!”.

 

“…será de todos la responsabilidad de sacar adelante el país de la gravísima crisis en que lo ha sumido esta década de intolerancia, de soberbia y de ceguera”, otro fragmento del manifiesto leído por Alberto Candeau en el Acto del Obelisco este 27 de noviembre, pero de 1983.

 

1945.- Nace Luis Alberto Ospitaleche, plástico, trabajando en dibujo, pintura, tapices, cerámicas

1961.-Nace Aldo Mazzucchelli, escritor, periodista, crítico, ensayista. Con la poesía como una idea fija en ríos desconocidos.

1961. Este 27 de noviembre nace Daniel Ayala, médico y comunicador radial, años muchos en CX 26 Sodre (“Radioactividades”) y pasaje breve por CX 14 El Espectador.

1965.- Nace Jorge Carbajal, pintura y diseño gráfico y televisivo -“Transformaciones” para MTV-.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje