*

Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • EL AÑO PASADO SE INCAUTARON EN EL PAIS MAS DE 20 MIL PASTILLAS DE ESTA DROGA SINTETICA

    Prevén un aumento de venta de éxtasis en Uruguay durante el próximo verano

    * El titular de la Dirección de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, Julio Guarteche Terrín, señaló ayer que el "problema" que tiene Argentina con el éxtasis repercutirá en Uruguay. Por eso estudia firmar un convenio con la Policía Federal Argentina para identificar a los proveedores que viajarán en verano hacia las costas uruguayas.

    Jueves 22 de septiembre de 2005 | 11:42

    El gobierno se propone reducir la oferta de drogas en Uruguay. Y para eso es indispensable combatir el narcotráfico. Sobre este último punto disertó ayer, desde el edificio de la Presidencia y en video conferencia para todo el país, el director de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, Julio Guarteche Terrín.

    Luego de detallar la ruta de tráfico de las diferentes drogas que ingresan al territorio uruguayo para abastecer el mercado local o como puente hacia otros países y continentes, el inspector dijo que el éxtasis es “un problema en Argentina”, por lo que se desprende que habrá un rebote en Uruguay “por la tendencia que hay a copiar” los consumos del país vecino.

    Por consecuencia y dada la cantidad de turistas argentinos que viajan durante la temporada a las costas uruguayas, Guarteche sostuvo que “habrá un resurgimiento de esta droga en el verano”. Es que los “consumidores de otros países vienen acompañados de los proveedores y para la Policía uruguaya es difícil detectarlos antes de que termine el verano”.

    Guarteche sostuvo que la Policía Federal Argentina conoce a estos proveedores, “por lo que sería efectivo que lleguen a Uruguay durante la temporada para colaborar con los efectivos uruguayos”. El inspector admitió que aún no hay un convenio firmado, pero estima que estará el acuerdo antes del comienzo del verano.

     

    Entre 30 y 40 toneladas de marihuana entran por año

    Guarteche detalló que entre 30 y 40 toneladas de marihuana ingresan al país por año, de las cuales se incautan anualmente entre 10 y 15 toneladas. Mientras que la cifra de cocaína llega a los 500 kilos por año, de los cuales se logran parar 200 kilos. La pasta base y la marihuana lideran el tráfico de drogas en Uruguay.

    El experto indicó que Uruguay no registra una producción de drogas prohibidas en forma intensiva sino que sólo se encontraron algunos planteos experimentales de marihuana. Si bien señaló que “no hay instalación de ninguna organización en forma permanente en el país”, dijo que “todas las mafias internacionales pasaron en algún momento por el Uruguay”.

    A la hora de hablar de las debilidades de Uruguay en esta problemática, Guarteche admitió que el consumo de droga no está penalizado y que existe una vulnerabilidad de las fronteras terrestres y aéreas. En este sentido sostuvo que se capacitó al personal de la Dirección de Aduanas, pero advirtió que sería importante contar con una Gendarmería que se aboque al combate del narcotráfico en las fronteras.

    Después de recordar que el tráfico de drogas produce una enorme masa de dinero, el inspector detalló que mueve a nivel mundial 140 millones de dólares anuales. Se trata de la cuarta arma de destrucción masiva, después de las atómicas, biológicas y químicas.

     

    Cerca de 200 uruguayos en contacto con organizaciones

    Un tiempo de la charla fue usado por Guarteche para detallar las estrategias que se plantea la dirección que comanda en vías de combatir el tráfico de drogas.

    Se planteó luchar contra tres principales ejes: atacar el tráfico internacional como puente para llevar la droga a otros países, hacer lo mismo en el tráfico internacional con destino al mercado local y gestionar políticas para detener el comercio local.

    En relación con el tráfico internacional con destino al mercado local, Guarteche precisó que entre 100 y 200 ciudadanos de Uruguay tienen contacto con organizaciones internacionales para ingresar la droga a este país.

    Al momento de referirse a la comercialización a nivel local, el inspector sostuvo que existe un aumento de la participación de personas carentes de antecedentes, incluyendo a grupos familiares. Para imprimirle una mirada social contó que en una oportunidad se detuvo a una mujer con cinco hijos vendiendo pasta base.

    La mujer lograba una ganancia de mil pesos por día, lo que significa 30 mil por mes. “La ilegalidad permite una ganancia significativa, por lo que es difícil lograr que esta señora acepte cambiar ese ingreso por un plan del gobierno”, manifestó.

    Antes de terminar la conferencia, el experto consideró que para combatir este flagelo es fundamental el fortalecimiento, la cooperación internacional y la confianza mutua. *

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario