CISMA

Uruguay de brazos abiertos: 50% de las residencias otorgadas se dan a venezolanos

2018 fue el segundo año consecutivo en que los venezolanos fueron el grupo más grande de inmigrantes en el Uruguay. La mayoría de los solicitantes son personas jóvenes, en buen estado de salud y semi calificadas o bien calificadas.

Bandera de Venezuela. Foto: Flickr/Joseph Remedor
Bandera de Venezuela. Foto: Flickr/Joseph Remedor

Entre 2015 y 2017, cerca de 33.000 extranjeros solicitaron estatus de residencia legal temporal en Uruguay. Solo en 2017,  la Dirección General de Asuntos Consulares y Vinculación, ente adscrito al Ministerio de Relaciones Exteriores, 9.297 residencias a inmigrantes de estados parte o asociados al Mercosur, siendo Venezuela el país de donde más vinieron personas.

En 2018, de las 10.859 residencias permanentes concedidas por la Cancillería, la mitad fueron a personas venezolanas que cada vez más buscan nuevos horizontes y oportunidades afuera de su tierra natal, que vive una profunda crisis política, social y económica.

La tendencia ha sido creciente, y entre 2014 y 2018 el número, año con año, ha aumentado todos los años. Estas son las cantidades de residencias otorgadas a venezolanos en los últimos cuatro años:

  • 2014: 78 residencias
  • 2015: 1.100 residencias
  • 2016: 1.340 residencias
  • 2017: 3.248 residencias
  • 2018: 5.448 residencias

Inmigración en “el paísito”

“Muchas personas migrantes están eligiendo vivir en Uruguay por características sobresalientes del país, como la estabilidad democrática, la seguridad jurídica, relaciones laborales bajo un marco garantista de protección de los trabajadores y el acceso a los servicios de educación”, declaró a Búsqueda el director de Asuntos Consulares, Jorge Muiño.

“La cobertura en salud, algo que tienen ni bien comienza el trámite, ya que se le entrega una cédula provisoria con lo que pueden acceder al Fonasa, es un elemento que es muy valorado entre los migrantes”, añadió.

Además, “es una constante en aquellos que vienen a Uruguay ver el país como más seguro y tranquilo que allí de donde provienen. Eso también importa y mucho; Uruguay se refleja como un país seguro para el migrante”.

“Esta política se fundamenta en una visión positiva de la migración, para el bienestar y el desarrollo humano. Para nosotros es muy importante la regularización del migrante para evitar todo tipo de xenofobia o discriminación que parta desde lo administrativo. Promovemos la igualdad de trato y goce de derechos entre nacionales y extranjeros”, agregó.

La mayoría de los solicitantes son personas jóvenes, en buen estado de salud y semi calificadas o bien calificadas. 

Un crisol

Hasta 2017, Uruguay tenía muchos más inmigrantes de países como Argentina y Brasil. Por ejemplo, la cantidad de argentinos que vivían en el país era de 27.933, y la de brasileños era de 12.493.

También habían un total de 16.393 españoles y 7.399 italianos. Otro grupo importante eran los chilenos, que sumaban 1.300.

A pesar de todo, los 176.215 km² siguen teniendo una densidad realmente baja: solamente 20 habitantes por cada km². En 2017 se terminaron de contabilizar un total de 79.586 inmigrantes debidamente asentados en el país, y los emigrantes sumaron 358.723, que representó el 10.38% de la ciudadanía.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje