DELINCUENCIA

Detienen a integrantes de clan narco que desalojaba familias de sus hogares en Flor de Maroñas

El Ministerio del Interior procedió a la detención de ocho personas que integraban un clan de narcotraficantes que desalojaba en forma compulsiva a las familias de sus hogares en el complejo de viviendas de la Intendencia de Montevideo ubicado entre Flor de Maroñas y Jardines del Hipódromo.

Complejo de viviendas  usurpado por clan de marcotráficantes. Foto: Ministerio del Interior.
Complejo de viviendas usurpado por clan de marcotráficantes. Foto: Ministerio del Interior.

En el marco de las acciones que ha dispuesto Presidencia de la República y que comenzaron con el denominado operativo “Mirador” en Unidad Misiones de Casavalle, donde un grupo de delincuentes desalojaba en forma compulsiva a los propietarios de las viviendas, este jueves 4 de octubre se realizó un operativo en las viviendas del Complejo Quevedo.

En la actualidad viven allí 149 personas en 50 apartamentos. El complejo fue inaugurado en 2015 por la Intendencia de Montevideo.

El operativo se realizó a partir de denuncias que implicaban a personas en acciones de tráfico de armas, estupefacientes, usurpación de viviendas, hurtos de energía y agua potable.

Según informó el Ministerio del Interior, este jueves varias unidades policiales junto con personal inspectivo de la Intendencia capitalina, UTE y OSE realizó una intervención en la zona, a raíz de las actividades relacionadas con el narcotráfico y el desalojo compulsivo de algunas familias.

A raíz de ello fueron detenidas ocho personas mayores, de las cuales tres cuentan con antecedentes penales.

Accionar delictivo

Se trataba de un clan familiar que además del desalojo compulsivo de familias y apropiación de apartamentos, financió y construyó un muro perimetral en torno al complejo sin la autorización de la Intendencia.

Los integrantes del clan colocaron en el muro un doble cerco de concertina con alambre de púas.

En los accesos al complejo se instaló un “sistema de guardias armados durante las 24 horas del día, quienes también integraban el grupo criminal, que supervisaban la entrada y salida al complejo”.

Instalaron un sistema de videovigilancia en circuito cerrado que controlaba los accesos, espacios comunes y áreas periféricas del complejo habitacional, “sistema que era monitoreado desde un celular que utilizaba la familia líder del grupo”.

El cerco se completaba con un “portón a control remoto que franqueaba el acceso a los habitantes del complejo con la obligación de comprar los controles del mismo cuyas claves se cambiaban periódicamente”.

Según datos del Ministerio del Interior, “el grupo líder tenía en su poder las llaves de los espacios comunes y ductos del edificio”.

Además, en uno de los apartamentos “instalaron una boca de venta de drogas y en otro un almacén que oficiaba de fachada”.

“Amenazaban en forma sistemática a los residentes del complejo evitando que realicen denuncias y/o tomando represalias sobre los que radicaran alguna”, aseguró la secretaria de Estado.

Incautación

Tras el operativo, las autoridades policiales logran incautar: “un revólver calibre 38 Taurus, un revólver calibre 32, una pistola calibre 22 Marca Mahely, un revólver (a confirmar marca y calibre), dos cargadores de 30 municiones 9mm, un caño metálico con estrías en su interior”.

También se incautaron drogas diversas: “un ladrillo de 215 gramos de cocaína, 633 gramos de marihuana, 627 envoltorios de pasta base, 206 envoltorios de cocaína, y 48 envoltorios de marihuana”. A la vez, se incautó dinero y una caja fuerte metálica.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje