VIOLENCIA

Uruguay condena ataques en Irak contra minorías cristianas y yazadi

Uruguay condena “firmemente” los ataques armados perpetrados por el grupo extremista Estado Islámico, contra numerosas ciudades del norte de Irak, dirigidos contra las minorías religiosas cristiana y yazadi, que han provocado numerosas víctimas y desplazamientos de la población.

Uruguay rechaza “todo intento de quebrantar la soberanía y la integridad territorial del Estado iraquí”/ Foto: AFP

En la actualidad son unos 200.000 las personas desplazadas, en su mayoría cristianos y yazidíes kurdos que han huido de la ofensiva del grupo Estado Islámico. Los desplazados permanecen aislados en el norte de Irak, con pocas probabilidades de sobrevivir, ya que no tienen acceso a agua ni alimentos.

Los yazidíes huyeron hacia esa región, luego de que los combatientes tomaran el pasado fin de semana la ciudad de Sinjar, situada a 50 kilómetros de la frontera con Siria.

Desde Naciones Unidas se aseguró haber recibido reportes referidos a que 40 niños yazidíes “han muerto como consecuencia directa de la violencia, el desplazamiento y la deshidratación”.
Por su parte, UNICEF informó que “las familias que huyeron de la zona necesitan asistencia urgente y de forma inmediata”.

Condena

En tal sentido, el gobierno uruguayo, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, emitió este viernes un comunicado en el cual expresa su “preocupación” por la creciente inestabilidad política en Irak”, y el “aumento de la violencia en algunas de sus regiones”

Uruguay “condena firmemente” los ataques armados perpetrados por el grupo extremista Estado Islámico contra numerosas ciudades del norte de Irak, particularmente los dirigidos contra las minorías religiosas cristiana y yazadi, que han provocado numerosas víctimas y desplazamientos masivos de población.

En ese marco, el gobierno hace un llamado para que “se garantice la seguridad a las personas, se les facilite el acceso a la ayuda humanitaria, y se respeten sus derechos fundamentales”.

También rechaza “todo intento de quebrantar la soberanía y la integridad territorial del Estado iraquí y el funcionamiento de sus instituciones, generando un aumento de la inestabilidad y las tensiones en la región”.

En el comunicado de Cancillería, se recuerda que “toda solución a los graves problemas que está enfrentando Irak deberá procurarse a través de medios pacíficos, el diálogo y la negociación, en el marco de los principios de las Naciones Unidas”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje