2.000 por año

Un uruguayo crea la “Loog guitar”, una guitarra para niños que se vuelve éxito mundial

Rafael Atijas con su Loog Guitar
Rafael Atijas con su Loog Guitar

Una guitarra de tres cuerdas para niños, creada por un uruguayo, producida en China y distribuida desde Estados Unidos, se volvió global gracias a aportes por internet de inversores de más de 30 países, hasta ser distinguida como el mejor instrumento musical para escolares.

Menos de diez personas en Uruguay, una pequeña fábrica en China, un distribuidor en Estados Unidos y las ventajas de internet permitieron que en poco más de un año Loog Guitar despegara desde una plataforma de ideas innovadoras hasta convertirse en exitosa empresa global.

Detrás del proyecto está el uruguayo Rafael Atijas, de 35 años, quien pensando en un plan de negocios para culminar una maestría en marketing integrado en Estados Unidos comenzó a coquetear con la idea de crear una guitarra para niños “diferente”.

“La premisa fue que fuera de tres cuerdas, con un diseño minimalista y que viniera desarmada”, explicó Atijas, amante de la música y el diseño industrial.

La idea era simplificar el instrumento con relación a las tradicionales guitarras de seis cuerdas y usar buenos materiales para asegurar un buen sonido.

El salto en internet

La tesis no implicaba hacer un prototipo, pero Atijas se entusiasmó y a su regreso a Uruguay se unió a un grupo de diseñadores y a un luthier para desarrollar el producto.

Financiado por un fondo nacional para innovadores, el equipo trabajó nueve meses hasta tener el prototipo: una guitarra de unos 74 cm de largo, de madera natural y materiales nobles – maple para el brazo y palo de rosa para el diapasón – que se entrega desarmada para que el niño aprenda más sobre el instrumento al construirlo.

Solo restaba lanzar la guitarra al mercado, para lo cual Atijas y su equipo acudieron a la plataforma web kickstarter.com, que permite presentar proyectos originales y reunir fondos entre quienes lo encuentran interesante.

La meta era conseguir 15.000 dólares para producir las primeras 100 guitarras, pero consiguieron 65.000, de unas 400 personas que creyeron en el proyecto y compraron el instrumento de antemano.

“Lo pusimos en marzo de 2011 y en setiembre de 2011 empezamos a entregar la primera partida de guitarras. Y viendo que realmente había interés y gente en varios países dispuesta a comprar, decidimos que no quedara en un proyecto puntual y armar una empresa”, explicó Atijas.

Actualmente producen unas 2.000 guitarras por año, que venden por internet, pero también en forma directa en Estados Unidos, Japón y Nueva Zelanda.

A inicios de este año, además, presentaron la Loog Guitar en una feria en California, donde fue elegida por maestros de Estados Unidos como la mejor herramienta para aprender música en la escuela primaria.

Además del orgullo por el reconocimiento, “eso legitima un poco lo que decimos que permite nuestra guitarra”, dijo Atijas.

Mirá el video que preparó Rafael Atijas

La apertura de China

Las guitarras son producidas en China, desde donde se exportan a Estados Unidos y se almacenan en una compañía que también las distribuye. Atijas coordina todo desde Uruguay, donde trabajan cuatro personas en forma permanente y otras cuatro en forma periódica.

“Es un esquema bastante globalizado. Eso es algo posible ahora y hace 10 años probablemente no. Tal vez hacer un sitio de software sí, pero producir, almacenar, mover cajas de un país a otro o solo lo que implicaba hacer un prototipo, se necesitaba una estructura mucho más grande”, dijo.

Además de los avances tecnológicos, “cambió la apertura de China al mundo. Nosotros trabajamos con una fábrica pequeña, un taller de 15 personas. Que ese tipo de fábrica en China tenga también la apertura de poder conectarse con alguien de Uruguay y realizar transferencias bancarias, eso hace 10 años no existía”, explicó.

“Lo mismo ocurre con vender a través de internet. Ahora es más fácil aceptar pagos con tarjeta de todas partes del mundo”, sostuvo Atijas.

Ante el éxito logrado, la empresa aspira a expandirse.

“El objetivo es crecer de a poquito, siempre poniendo el foco en que el producto sea de calidad. La idea es crecer por lo menos por diez, creemos que hay mercado para vender muchísimas guitarras más”, vaticinó.

Para eso, ya elaboran otra guitarra “bastante distinta” y otro instrumento “muy diferente” cuya naturaleza prefiere no adelantar.

AFP

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje