Imprimir

Revocan procesamiento a dos militares por muerte de un tupamaro

Horacio Ramos

El juez penal Ruben Saravia, había procesado a Gulla como coautor de un delito de “homicidio muy especialmente agravado”, y a Rivero por “encubrimiento” de la muerte de Ramos que apareció ahorcado en su celda el 30 de junio de 1981.

El Tribunal de Apelaciones de 4º Turno, revocó los procesamientos en primera instancia, disponiendo que Gulla quede en libertad. Rivero continuará en prisión, procesado por el homicidio de Ubagesner Chaves Sosa, asesinado en cautiverio en 1976.

El suicidio es ahora la conclusión

La segunda reconstrucción de los hechos de la muerte de Ramos, fue la que determinó el cambio en la postura del magistrado y la fiscal actuante. En la primera reconstrucción del fallecimiento, la misma no se realizó en la celda donde apareciera el cuerpo.

La deducción de que era imposible que Ramos se hubiera colgado para suicidarse, fue así la que se mantuvo. Sin embargo se entendió posteriormente que la reconstrucción adolecía de algunas falencias, por lo que se dispuso realizar una segunda. En esta última surge la posibilidad cierta de que Ramos pudiera colgarse en la celda donde estaba recluído.

La guardia del Penal de Libertad de la noche del 30 de Junio, aseguró que nada fuera de lo habitual había ocurrido ese día y que Ramos estaba algo nervioso, pero nada más. A la mañana siguiente fue hallado ahorcado.

En la primera instancia se sostuvo la postura que Ramos no tenía razones para suicidarse, pero el tribunal entendió que eso no es corroborable.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión