*

Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • No defraudó

    Ministerio de Economía descartó acusación de Impositiva contra Paco Casal

    El Ministerio de Economía y Finanzas, descartó que el empresario futbolístico Francisco “Paco” Casal hubiera incurrido en defraudación tributaria y entendió incluso necesario investigar a la Dirección General Impositiva (DGI) por “inocultable desviación en la aplicación del derecho”.

    Viernes 13 de julio de 2012 | 10:10

    Paco Casal

    La casi totalidad de las acusaciones que la DGI imputaba a Casal, desde el año 2008, cayeron por tierra, al tiempo que el ministro de Economía Fernando Lorenzo, redujo de 10 a 5 años la prescripción para determinar los presuntos adeudos tributarios del indagado, según publica el diario El Observador.

    La prescripción implica que la deuda que Casal tendría –según la DGI- en impuestos cayó de US$ 100 millones, a US$ 10 millones. Los abogados de Casal no obstante, están apostando a que el Gobierno cierre definitivamente el caso y deje de lado cualquier pretensión de cobrarle impuestos atrasados a su cliente.

    Fraude no hubo: Casal “convencido” de su buena fe

    La DGI pretendía cobrar el impuesto del IRIC al empresario, así como Impuesto a Patrimonio, todo lo que ascendía con moras y recargos a US$ 100 millones. La DGI planteó un juicio penal contra Casal pero no tuvo andamiento.

    Casal interpuso un recurso de revocación y jerarquía ante la DGI. El Ministerio de Economía dio pase del recurso al fiscal de gobierno Migel Toma. Éste ante lo específico del asunto, asesoró que una consulta técnica independiente era lo más adecuado “para garantizar la objetividad de apreciación de hechos y el derecho aplicable”.

    El Ministerio pidió un informe al doctor Juan Manuel Albacete, y aunque el fiscal lo reclamó, el ministerio no pidió pronunciamiento sobre la procedencia o no de lo que la DGI pretendía cobrar.

    Un extenso informe de especialistas, todos a favor de Casal, concluyó que “no se configura defraudación tributaria” en el caso. Entre otros argumentos se sostiene la inocencia de Casal, porque estaba “convencido” que no debía pagar impuestos, con lo cual “el dolo y el fraude quedan desvirtuados”.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario