Domingo 20 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • "Misión histórica"

    Comenzó el descenso de “Curiosity” que hoy arriba a Marte en busca de vida

    El “amartizaje” que se espera concrete este domingo la sonda espacial Curiosity de la NASA, será uno de los más difíciles desde que existen descensos fuera de la Tierra, estiman los técnicos, pero de lograrse, abriría la posibilidad cierta de averiguar si hubo vida en Marte.

    Domingo 05 de agosto de 2012 | 16:38

    Ilustración del Curiosity en Marte / AFP

    Las maniobras de descenso están cumpliéndose acorde a los cálculos previstos y aunque la misión no tiene por objetivo la detección de vida, los trabajos que cumplirá en la superficie el laboratorio todo-terreno que viaja a bordo de la nave espacial, serán determinantes para establecer la existencia de moléculas orgánicas en el “planeta rojo”.

    El carrito explorador Curiosity, perforará el suelo marciano a distintas profundidades de hasta dos pulgadas, y analizará las muestras extraídas química y biológicamente en su laboratorio propio, empleando un espectómetro. La información tardará 14 minutos en llegar a la Tierra.

    Amartizará en un cráter donde hubo agua

    Curiosity descenderá suavemente gracias al paracaídas más grande jamás utilizado,  y tocará el suelo marciano en las primeras horas de la noche del domingo, dentro del cráter denominado Gale, de unos 200 quilómetros de diámetro, no lejos del cráter Gusev, donde Spirit, otro móvil explorador pero más pequeño, bajó en 2004.

    Las posibilidades que encuentre huellas de vida en un cráter son mucho más altas que en otras superficies más expuestas a las radiaciones cósmicas, entienden los expertos. El cráter Gale, tiene un alto nivel de diversos minerales, evidencia de que en algún momento hubo agua en esa cuenca.

    Al perforar en el suelo, las muestras no habrán estado expuestas a la radiación y podrían tener restos de moléculas orgánicas complejas, prueba de que hubo vida en algún momento en el planeta.

    Los científicos de la NASA, han calificado el proyecto que tendrá su momento culminante en horas más como un verdadero hito. Llevan trabajando en el plan desde 2003 y han gastado 2.500 millones de dólares.

    Con el doble de tamaño que sus dos antecesores, Curiosity es un verdadero laboratorio móvil, que pesa una tonelada, tiene 3 metros de largo por dos de alto y lleva diez instrumentos científicos de última generación. La nave viajó 245 días (unos ocho meses) a 12.000 quilómetros por hora para cubrir los 570 millones de quilómetros.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario