noticias engañosas

Twitter busca frenar las fake news, incluidas aquellas sobre la guerra en Ucrania

La nueva normativa es similar a la interpuesta para frenar las noticias falsas sobre el COVID-19 y las vacunas.

Foto: UNsplash / Sara Kurfes
Foto: UNsplash / Sara Kurfes

Twitter está intensificando su lucha contra la desinformación con una nueva política que busca aplicar medidas enérgicas contra las publicaciones falsas y engañosas que pueden resultar peligrosas por su contenido.

El cambio forma parte de un abanico de nuevas ideas para promover la información precisa en tiempos de conflicto y crisis y está vigente desde este jueves.

Por ejemplo, la plataforma no recomendará ni enfatizará de forma automática las publicaciones que hagan afirmaciones engañosas sobre la guerra desatada por Rusia en Ucrania, incluyendo aquel material que describa de forma errónea las condiciones o los hechos en la zona de conflicto o que haga acusaciones falsas en cuanto a crímenes de guerra o atrocidades contra civiles que no hayan sido debidamente verificadas.

Según la nueva “política de desinformación en momento de crisis”, Twitter puede añadir etiquetas de advertencia a afirmaciones desacreditadas sobre crisis humanitarias en curso, según dijo la empresa con sede en San Francisco en un comunicado el jueves. Los usuarios tampoco podrán reenviar o responder a publicaciones que violen estas nuevas normativas.

Estos cambios convierten a Twitter en la plataforma social con más recientes acciones para frenar la desinformación, la propagan bélica flechada y los bulos que han circulado desde que el mundo entero vio con estupor cómo Rusia entraba en territorio ucraniano con sus tanques para, según el Kremlin, “liberar” a la región separatista del Donbás que pertenece legalmente a Ucrania y que no ha sido reconocida como territorio independiente por ningún país del mundo aparte de Rusia.

“Hemos visto que ambas partes comparten información que puede ser engañosa y/o engañosa”, dijo Yoel Roth, jefe de seguridad e integridad de Twitter, quien detalló la nueva política en rueda de prensa. “Nuestra política no establece una distinción entre los diferentes combatientes. En cambio, nos estamos enfocando en la información errónea que podría ser peligrosa, sin importar de dónde provenga”, agregó.

Libertad de expresión y límites

Esta nueva política es muy parecida a la aplicada durante la pandemia del COVID-19, que buscaba frenar las fake news y la desinformación respecto a las vacunas y el virus que se convirtió en una crisis sanitaria global dejando varios millones de fallecidos.

La libertad de expresión fue uno de los argumentos del multimillonario Elon Musk, quien está cometido a comprar Twitter por la dantesca cantidad de dinero de US$44.000 millones, quien estaría incluso dispuesto a devolverle su cuenta al expresidente estadounidense, Donald Trump, expulsado por una seguidilla de noticias falsas y mentiras sobre las elecciones (que perdió contra Joe Biden) aduciendo que hubo fraude a favor de su contrincante.

La política se escribió con gran amplitud para cubrir la información errónea durante otros conflictos, desastres naturales, crisis humanitarias o “cualquier situación en la que exista una amenaza generalizada para la salud y la seguridad”, dijo Roth.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje