son seguras

Aprendamos de las vacunas: ¿Por qué vacunarse contra el COVID-19?

Las vacunas son seguras. Todas las vacunas aprobadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las diferentes fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas regularmente una vez comercializadas.

Foto: UNsplash / Mufid Majnun
Foto: UNsplash / Mufid Majnun

Las vacunas generan miedo en muchas personas pensando que son administradas sin fundamentos adecuados, que provocan enfermedades, que a través de ellas se inyectan agentes infecciosos o que no son efectivas.

Hoy proponemos conocer un poco más sobre el tema, partiendo que las vacunas están entre las intervenciones de salud pública más exitosas en la historia de la medicina; no solo controlando enfermedades graves sino también salvando miles de vidas al año.

Las vacunas son productos biológicos destinados a generar defensas contra una enfermedad específica, estimulando la producción de una respuesta del sistema inmune, en base a células y anticuerpos capaces de prevenir la infección.

Pueden estar compuestas de distintas formas:

  • Por microorganismos vivos que han sido atenuados o debilitados en el laboratorio para que no puedan causar la enfermedad.
  • Elaboradas con microorganismos muertos o inactivados, o bien se trata de fracciones o subunidades de los mismos, incapaces de reproducirse.
  • Obtenidas a través de producción de moléculas específicas y biotecnología, creándose por purificación de componentes de la superficie de las bacterias o a través de ingeniería genética.

Las vacunas son seguras. Todas las vacunas aprobadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las diferentes fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas regularmente una vez comercializadas. Los científicos también siguen constantemente la información procedente de diferentes fuentes en busca de indicios de que una vacuna pueda tener efectos adversos. La mayoría de las reacciones de las vacunas son leves y temporales, tales como el dolor en el lugar de inyección o febrícula.

La OMS afirma que es mucho más fácil padecer lesiones graves por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna. Los beneficios de la vacunación superan largamente los riesgos, y sin vacunas habría mucho más casos de enfermedad o muerte.

Los dos motivos principales para vacunarse son protegernos a nosotros mismos y proteger a quienes nos rodean. El éxito de los programas de vacunación depende de que todos garanticemos el bienestar de todos.

Recordamos el Certificado Esquema de Vacunación marcando la importancia de que los niños reciban las vacunas recomendadas a tiempo.

vacunas

Existen otras indicaciones de vacunas para personas en situaciones especiales, por enfermedades, exposición laboral u otras situaciones, que tienen recomendaciones específicas. Consultar con médico tratante.
Los inmigrantes que llegan al país deben adecuar sus vacunas al Certificado Esquema de Vacunación (CEV) vigente.

(a) DPT: Difteria, Pertussis (tos convulsa), Tétanos; HB: Hepatitis B; Hib: Haemophilus influenzae tipo b.

(b) Desde el año 2017 no se administra la 4ta dosis de IPV a los 15 meses. Esta se dará a partir del año 2021, a los 5 años de edad.

(c) Los nacidos después del año 1967 que no puedan certificar 2 dosis de vacunas SRP deberán iniciar o completar el esquema de vacunación.

(d) Hasta los 15 años se administra en esquema de 2 dosis; a partir de esta edad en esquema de 3 dosis.

(e) La vacuna contra la gripe se administra en forma de campaña, previo al inicio de la temporada invernal, a partir de los 6 meses de edad.

 

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud | Ministerio de Salud Pública

MP
Leé más de MP

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje