ACTO VIRTUAL

PIT-CNT: El Gobierno privilegia al capital financiero y a las grandes empresas

En el marco del acto virtual en conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores, el PIT-CNT cuestionó que la actual crisis sanitaria y social ha dejado al descubierto “la tibieza de un Gobierno cuyas medidas ante la grave situación privilegian al capital financiero y a las grandes empresas, y atiende en forma muy insuficiente a las grandes mayorías”. La central sindical informó que este 1º de mayo recolectaron más de 80.000 firmas contra la Ley de Urgente Consideración (LUC).

Flor de Liz Feijoo y Tamara García en el acto virtual del PIT-CNT por el 1º de mayo.
Flor de Liz Feijoo y Tamara García, en el acto sin público del PIT-CNT por el 1º de mayo.

Este sábado 1º de mayo, el PIT-CNT conmemoró el Día Internacional de los Trabajadores bajo la consigna: “Primero la vida, primero el trabajo”.

En dicho marco, la central sindical organizó, desde horas de la mañana, distintas barriadas descentralizadas para recolectar alimentos para destinarlos a las ollas populares y juntar firmas en procura de habilitar un referéndum contra 135 artículos de la LUC. Según anunció la central sindical este 1º de mayo recolectaron más 80.000 firmas más contra la Ley de Urgencia.

Desde las 18.45 y hasta las 19.59 horas se realizó acto virtual, que fue transmitido por las redes sociales de la central sindical y distintos medios de prensa, en el cual hicieron uso de la palabra, sin público, Tamara García y Flor de Liz Feijoo.

La integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y de la Internacional Feminista, Tamara García, agradeció a todos aquellos que salieron a juntar firmas, ya que demostraron, una vez más, que ha sido una jornada de lucha.

También saludó a los trabajadores rurales, debido a que el 30 de abril se conmemoró su día.

Dijo que en un mundo que ya era desigual, en el marco de la actual pandemia “las brechas se siguen profundizando”.

Remarcó que la pandemia afecta a toda la clase trabajadora, pero no de la misma manera porque muchos pudieron seguir manteniendo su empleo por el teletrabajo, poniendo desde sus hogares todos los equipos y, muchas veces, renunciando al derecho de desconexión, y otros adaptándose a los nuevos protocolos sanitarios. Sin embargo, otros trabajadores han sido enviados al seguro de desempleo, algunos de ellos hace más de un año vienen sobreviviendo con la mitad de sus ingresos, cuando, además, aumentan los alimentos y los servicios.

“¿De verdad creemos que alguien puede vivir con 10.000 pesos por mes?”, preguntó.

La dirigente sindical agregó que muchos trabajadores no acceden a ningún subsidio, a raíz del cierre de los espectáculos públicos, y otros que viven del trabajo diario, también se quedaron sin ingresos, como por ejemplo los feriantes.

“Esta pandemia y esta crisis socioeconómica transversaliza otras desigualdades, porque las mujeres seguimos sufriendo los impactos de la crisis y, además, seguimos siendo las más responsabilizadas”, denunció García.

Se refirió a las trabajadoras sexuales, invisibilizadas, que han salido a exponerse a cualquier situación para poder llevar un plato de comida a sus hogares. Hizo mención a la población afro, que sigue luchando por combatir la desigualdad estructural.

Dijo que la población LGTBI, que es de las más estigmatizada y discriminada, también ha sufrido la crisis.

La dirigente sindical manifestó que los recortes y la falta de respuestas del Gobierno nacional han generado que las personas en situación de discapacidad sigan sin acceso a derechos fundamentales, como son lo son: “la salud, el trabajo, la educación y la vivienda”, para lo cual es necesario una renta básica incondicional y permanente que pueda dar garantías a un desarrollo humano digno.

Reclamó, asimismo, que el Sistema Nacional Integrado de Cuidados sea fuerte.

Denunció que muchos estudiantes quedaron sin acceso a la educación  pública, y pidió proteger a los menores contra la violencia y el abuso.

Por otro lado, aseguró que los protocolos sanitarios deben respetarse, y “el Estado tiene la responsabilidad de hacer que se cumplan”.

“Muchas personas no han entendido que el ‘quédate en casa’ era algo que todos podíamos hacer. Si las personas tenemos comida y servicios públicos, entonces nos quedamos en nuestra casa. Nadie quiere exponerse a una pandemia mundial, y quien lo hace es por una necesidad”, remarcó.

García señaló que las propuestas de empleo siempre tienen que cumplir con las cuotas para personas afro, trans, con discapacidad y con una perspectiva de género.

“¿Cuánto más vamos a esperar para que el Estado dé las respuestas que necesitamos? ¿Cuántos miles de pobres nuevos necesitamos para entender que las urgencias de nuestro pueblo van por la vida y el trabajo? ¿Hasta cuándo los trabajadores continuaremos perdiendo trabajo y sosteniendo solos esta crisis? ¿Quienes más tienen, cuándo van a aportar algo por el bienestar de las grandes mayorías de nuestro pueblo?”, interrogó.

Asimismo, reclamó un sistema de seguridad social fuerte, solidario, intergeneracional, sin fines de lucro y sin AFAPs. Reconoció que se necesita una reforma de la seguridad social, pero no como la planta el Ejecutivo.

En otro orden, planteó la preocupación de la clase obrera organizada por el hecho de que el movimiento sindical continúa siendo estigmatizado y expuesto a la violencia. “Se sigue intentando criminalizar la protesta a lo cual también está siendo expuesto el movimiento feminista, las organizaciones de derechos humanos y quienes están al frente de las ollas populares”.

Aseguró que el PIT-CNT continuará reafirmando la ocupación pacífica, porque es una extensión del derecho a huelga y la movilización en las calles, las que son parte de la libertad de expresión.

En otro tramo de su discurso, García indicó que el reciente procesamiento con prisión del militar retirado Eduardo Ferro, por el asesinato de Óscar Tassino en dictadura, motiva al movimiento sindical a continuar luchando por memoria verdad y justicia y nunca más terrorismo de Estado.

El gobierno privilegia al capital financiero

A su turno, la trabajadora del sindicato de la aguja quien fue la primera uruguaya en hablar durante la Conferencia internacional de la OIT, Flor de Liz Feijoo, cuestionó que la actual crisis deja al descubierto la tibieza de un Gobierno cuyas medidas ante la grave situación “privilegian al capital financiero y a las grandes empresas y atiende en forma muy insuficiente a las grandes mayorías”.

Señaló que los impuestos no los deben pagar solo los trabajadores, ya que es justo y necesario que lo pague el capital.

Es urgente plantear el tema del trabajo, porque se perdieron 60.000 empleos, hay miles de trabajadores en seguro de paro, y 100.000 pobres más están en nuestras calles.

Reclamó que el trabajo es “urgencia nacional”, y cuestionó que el neoliberalismo “prioriza el déficit fiscal, contabiliza divisas desde un modelo económico extractivo basado en un crecimiento de las materias primas que se exportan sin valor agregado”.

Manifestó que el papel de las empresas públicas, las de todos los uruguayos, debe ser el de impulsar políticas que implique el desarrollo nacional. “Un Estado que dinamice y no dinamite”.

Planteó la necesidad de la “diversificación productiva en los diferentes ramos de la actividad”, y aseguró que se debe recorrer el camino de profundizar los lazos en el MERCOSUR para terminar con la dependencia económica.

A las 20 horas se convocó a la población a realizar un aplauso en homenaje a todos los trabajadores.

Propuestas

Por otro lado, el PIT-CNT realizó una serie de propuestas las cuales se resumen en tres etapas:

A corto plazo

Adelantar un año la inversión pública prevista en infraestructura.

Plan de compras públicas para desarrollo de proveedores nacionales.

Estudios sectoriales que determinen oportunidades de mejora en cada rama de actividad y cadena productiva.

A mediana plazo

Medidas que permitan abordar los aspectos de la brecha educativa que la pandemia exacerbó.

El cambio de la matriz productiva es uno de los principales desafíos para generar empleo de calidad y reforzar la soberanía nacional.

Es fundamental desarrollar una línea de integración regional que permita modelos productivos complementarios para el desarrollo de nuestros pueblos.

A largo plazo

Potenciar y promover un espacio de desarrollo estratégico que nos prepare para afrontar los desafíos que nos impone la sociedad del conocimiento.

Programa de educación en el trabajo.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje