LEGADO

La conmovedora entrevista a Tabaré Vázquez que paralizó al país

El ex presidente atraviesa un duro quebranto en su salud, y su historia política fue recogida en una entrevista del programa El Legado.

Captura de pantalla, cortesía de Infobae
Captura de pantalla, cortesía de Infobae

El expresidente de la República, Tabaré Vázquez, pasó este domingo por el programa El Legado, una producción de varios medios uruguayos junto con el portal argentino Infobae.

Conducido por Ignacio González Castro, empezaron repasando por la infancia del mandatario en el popular barrio de La Teja, en el oeste de Montevideo. «La Teja me trae Imágenes imborrables. yo nací en una casa muy humilde, de chapa, pero con una enorme dignidad, que mis padres supieron dar con trabajo, con honradez y pensando en el futuro de sus hijos, y sobre todo pensando en dejarnos una educación para que pudiéramos salir adelante», recordó el histórico líder de la izquierda uruguaya.

Contó sobre la creación de Club El Arbolito, que si bien era un club de fútbol tuvo también un fin social que tenía como cometido darle a la sociedad un lugar para mejorar.

Sobre su vocación de médico, recordó que cuando de niño fue llevado al doctor por una tos convulsa y el médico Alcides Caorsi lo trató con gran humanismo y compasión, lo cual lo llevó a darse cuenta de que lo suyo era la medicina. «Yo nunca pensé en ser político», adujo.

María Auxiliadora y la Intendencia de Montevideo

Su esposa, fallecida recientemente, fue «todo» en su vida, dijo Tabaré. Me atrevo a decir, sin dudar, que yo no hubiera logrado el desarrollo de mis actividades sin ella. Fue el factor total. Y lo que hice, sin duda, lo hice por el respaldo que tuve de ella, de mis hijos y de mi familia, pero yo sin María Auxiliadora no habría sido nada», reflexionó. «Cuando se fue me dejó una riqueza enorme y una familia maravillosa».

Durante aquella histórica campaña política que lo llevó a ser intendente de Montevideo -siendo así el primer intendente de la izquierda en la capital-, recordó que su vocación siempre fue socialista y que trató de estar contacto directo con la gente durante todo el proceso. Cuando visitaba los distintos barrios pidió no armar escenarios ni parafernalias » y le daba el micrófono a cualquiera que quisiera hablar». «Uno aprende mucho hablando con la gente, es lo que tiene que tener un gobernante, un gobierno de cercanía (…) porque al final somos funcionarios de la población, es la que nos paga el sueldo».

Cuando llegó a la silla de intendente, en los primeros años «corto el cordón umbilical» con el partido, porque la responsabilidad era suya y no del partido. Sin embargo, nunca dejó de estar pensando desde el seno del FA guiándose desde su programa político programático.

Sobre su relación con Líber Seregni rememoró que al principio no era buena porque él era una suerte de novato y no se conocían a profundidad. Luego su relación fue reforzándose con los años. «Aprendí enormemente con él desde el punto de vista político y le estoy enormemente agradecido. Después tuve un respaldo final hasta el final de su vida».

Su camino a la presidencia

El expresidente también contó lo que sintió el 31 octubre 2004, cuando se convirtió en el primer presidente de la izquierda en el Uruguay. Lo primero que le hizo sentir respaldado fue el abrazo de María Auxiliadora seguido del apoyo del pueblo que lo había votado0. «Asumí como quisiera que me recordaran, si es que me recuerdan, como un presidente serio, como un presidente responsable, que hizo el máximo de sus esfuerzos por cumplir los compromisos que habíamos adquirido en la campaña electoral».

En su primer mandato dio varias luchas, y lo que más lo enorgulleció fue el equipo que lo acompañó, tanto en el primero como en el segundo gobierno «y trabajaron más que como gobernantes como militantes (…) y en algún momento le pedí a la gente que no nos dejaran solos, y en muchas oportunidades la respuesta fue impresionante».

Sin embargo, si tuviera que remarcar un éxito de su primer administración ese sería el Plan Ceibal, que calificó de «revolucionario» y «democratizador». Se convirtió a la larga en una idea alabada y premiada a nivel mundial y que transformó al Uruguay en un país a la vanguardia del acceso a la información y a la tecnología en el sistema educativo.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje