Crisis

Mujica cuestionó que la ayuda del Estado es poco significativa durante la actual crisis

El ex presidente de la República José Mujica dijo que la aparición como “hongos” de ollas populares refleja que “la ayuda del Estado es poco significativa y por ello la gente hace todo lo que puede solidariamente”.

jose-mujica-uruguay1-728x420

En su espacio radial de M-24, Mujica expresó que en la actualidad se ha venido acuñando el término “la nueva normalidad”, cuando en realidad se está viviendo una “catástrofe” por el COVID-19.

“Esto no tiene nada de nueva normalidad, es anormal. Estamos en una emergencia y como tal tenemos que adoptar una forma de vivir que no tiene nada de normal”, remarcó.

Agregó que ello afecta a la economía, la política, y la enseñanza.

Ayuda poco significativa

Manifestó que “han aparecido las ollas populares como hongos, pero no las inventó el Espíritu Santo, sino la necesidad de mucha gente que en un abrir y cerrar de ojos se quedó sin ingresos”.

“No me vengan con que a la gente le gusta hacer una cola para que le den un plato de polenta. Lo hace por necesidad, porque no tiene más remedio”, indicó.

El ex mandatario agregó que tal situación refleja que “la ayuda del Estado es poco significativa y por ello la gente hace todo lo que puede solidariamente”.

Pero remarcó que si bien la ayuda es poco significativa, “no lo es por maldad, sino por una cuestión de ideas”.

“No se quiere afectar la capacidad de ahorro de la gente de altos ingresos y tampoco se quiere tocar al capital, porque se piensa que eso es imprescindible como señal de confianza para que invierta cuando pase esta pandemia y contribuya a reflotar la economía”, indicó.

Agregó: “Tampoco se quiere usar la capacidad que el Uruguay tiene de préstamos del exterior, no se quiere arriesgar el grado inversor”.

Dijo que a esta manera de pensar algunos la llaman neoliberal. “Están razonando como si viviéramos 200 años atrás, es una forma inflexible y esquemática correspondiente a un tiempo en el que aún no existían las tendencias monopólicas, oligopólicas, ni tampoco estaba en juego el capital financiero con su especulación que hace que el mercado esté monitoreado por fuerzas más grandes que poco tienen que ver con el interés particular”.

Remarcó que esta creencia parte de la idea de que el Estado “no debe intervenir en el juego del mercado, porque cada capital está peleando por su ganancia”.

“Se piensa que a la larga el enriquecimiento derrama hacia abajo y también recogen el beneficio los que estaban pospuestos”, indicó.

“Entonces, nada de mitigar demasiado, nada de políticas de subsidios, nada de violentar al mercado. A eso le llaman la libertad, pero es para el capitalista y no necesariamente para todos”, lamentó.

Cuando el gobierno reparte una canasta 1.200 pesos “se le dice a la gente que se arregle con eso”.

También desde el gobierno “ahora se ha inventado un acuerdo de precios que se va a sostener por tres meses, y que algunos van a respetar y otros, veremos”.

 

Mujica cuestionó que esta manera de pensar “esquemática”, solo toma la parte que le conviene de Adam Smith.

“Esto que llaman neoliberalismo está como ideología en la cabeza de quienes manejan este gobierno. Por eso las decisiones que toma, no es por mala fe, pero no puede pedirle un aporte compulsivo a los que tienen ingreso elevado, como tampoco al capital que ponga algo para socorrer sus necesidades, porque todo eso es imprescindible para mañana”, puntualizó Mujica.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje