DESCARGA

Mujica: «Hemos desatado una civilización que no dominamos, y lo único que nos importa es la acumulación»

El ex presidente y senador del FA habló con un portal de noticias argentino y dijo que la democracia queda mal parada cuando se eligen mandatarios de la talla de Trump.

Foto de archivo
Foto de archivo

El ex presidente de la República, José Mujica, concedió una entrevista al medio argentino Filo News en la que habló de todo lo concerniente a la política latinoamericana y la realidad global en medio de la pandemia del coronavirus (y más allá de ella).

Sin autocensura y sin filtros, el senador frenteamplista aseveró que «los líderes mundiales son una consecuencia de lo que estamos viviendo».  «No te hablo de izquierda ni de derecha, sino que hay una tendencia a ser una manga de chantas, la única que mira un poco más allá es la (Angela) Merkel, que está por irse».

«La democracia queda como el orto porque cuando la democracia elige un coso de esos, estamos fritos. Más valdría que jugáramos por sorteo, capaz que embocamos alguno mejor», expresó en alusión a los líderes populistas de la talla de Donald Trump o Jair Bolsonaro. Sobre el mandatario estadounidense dijo que «es para llorar».

El día después de la pandemia

«Con la pandemia no se puede hacer futurología», continuó, «pero pienso que hay muchos peligros por delante. No pueden traer nacionalismo una epidemia; el nacionalismo es una cosa positiva, para la independencia de los débiles, pero el nacionalismo extremo es terrible en el manejo de las grandes potencias, porque siempre es a costilla de los débiles».

Para él, habrá un cambio paradigmático en el comportamiento colectivo de la humanidad. «Vamos a vivir una era sumamente convulsa, con mucho disconformismo por todas partes. En este momento vivimos una etapa de consumismo, que es favorable a la acumulación en gran escala. Vamos a sentir el peso de la crisis económica y eso va a caer sobre nuestras expectativas subliminales y eso va a causar mucho inconformismo», reflexionó.

«Hemos desatado una civilización que no dominamos, y lo único que nos importa es la acumulación», agregó más adelante. 

Sobre el liderazgo de las organizaciones internacionales, en época de emergencia sanitaria global y de crisis ambiental, dijo: «Pienso que las instituciones internacionales expresan debilidad y hoy necesitamos decisiones de carácter global desde el punto de vista ecológico». Cree que se necesitan «medidas mundiales» «porque acá hay que enfrentar intereses económicos» y que, sino, los resultados de esto «lo van a tener que bancar nuestros nietos».

También habló del alcance del capitalismo en cuanto a la ciencia médica. «Habrá una guerra entre laboratorios para ver quién saca la vacuna primero. En esta crisis habrá gente que explotará las leyes de mercado a su favor. Ahora tenemos que entender que, más que nunca, tenemos que pensar en los sectores más débiles y de alguna manera tratar de compartir lo que tenemos», adujo.

«Ahora tenemos la crisis de la pandemia, pero mañana tenemos las consecuencias» y señaló los «precios ridículos» de los commodities como la soja o el petróleo, que están por los suelos.

El «impuesto coronavirus»

El periodista de Filo News, Julio Leiva, le preguntó a Mujica si estaba de acuerdo con la creación de un impuesto transitorio a los sectores más favorecidos para atender la crisis del COVID-19. «Por supuesto, estoy de acuerdo», y explicó que él se imagina un impuesto aplicado «de la clase media para arriba», no sin dejar de poner en duda cómo se entiende realmente qué es la clase media en las distintas realidades de cada país.

«Nosotros tomamos la decisión de bajar los suelos de los políticos, pero no alcanza, eso es epidérmico, es apenas un saludo a la bandera sino está acompañado de políticas», criticó. Hizo un llamado a los empresarios privados y los más ricos a «poner el huevito todos» porque es demasiado lo que está en juego.

Alberto Fernández y la muerte

Sobre el presidente argentino, Alberto Fernández, dijo que no ha podido ponerse «al corriente» de las políticas y medidas que está tomando porque hace más de dos semanas que no sale de su casa respetando su cuarentena. Lo considera un gobernante «moderado» pero acertado que quiere llevar adelante cosas importantes en su país. «La clave no es Fernández, la clave es el respaldo colectivo y social», añadió.

Tanto él como Lucía Topolansky están en el grupo de riesgo por su edad y han dejado de asistir al Congreso. «Lo que más me preocupa es que me agarra con 85 años y con una enfermedad crónica. El fantasma de que la muerte me agarra en cualquier momento», continuó el histórico líder del Movimiento de Participación Popular (MPP). «En la vida aventurosa que he tenido, la parca me ha querido llevar varias veces, y no tengo ningún interés de que me lleve esa atorranta, porque es tan hermosa la vida que quisiera decirle: ‘a pesar de los dolores y las caídas, por favor dejame seguir otra vuelta’. Porque lo importante no es triunfar sino volver a empezar cada vez que uno se cae».

La entrevista completa está disponible acá:

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje