SOLIDARIDAD

Mujica: Si hablamos de solidaridad, es lógico que los hombros más fuertes pongan algo

El ex presidente de la República y actual senador, José Mujica, se refirió a las posibles consecuencias económicas por la crisis sanitaria producto del avance del coronavirus COVID-19, en tal sentido dijo que es la hora de la solidaridad, porque, de lo contrario, el costo será enorme. “No quisiera que la masa de trabajadores más humildes de nuestro país termine solventando esta desgracia que nos ha caído encima”.

mujica1

En su espacio radial de M24, el ex presidente Mujica se refirió a la necesidad de que todos los sectores y personas más pudientes realicen un aporte financiero, para que la masa de trabajadores más humildes no termine solventando la crisis.

Mujica advirtió que se va a resentir el mercado mundial, “porque tanta gente parada es valor que se pierde y el comercio mundial bajara con un desplome de las empresas, las economías y los intercambios”. También los Estados van a recaudar menos en el momento en que tienen más gastos, para intentar contener y mitigar los efectos de ese desplome.

Destacó que en estos días han surgido en Uruguay propuestas de socorro, de ayuda, siendo “la mayoría muy dignas», como la del PIT-CNT. “Pero aun así, apenas hablamos de la gente que vive haciendo trabajos de cuentapropista y por tanto, sin ningún tipo de socorro ni seguro de paro”.

“En esta situación, los reclamos sobran. El propio Gobierno nos acaba de confesar que ha comprometido unos 400 millones de dólares para enfrentar esta emergencia”, remarcó, y aclaró que “son gastos sin retorno y que hay que hacerlos”.

Aseguró que su preocupación “no es reclamar, sino establecer de dónde se saca, cómo se saca y las consecuencias que pueden tener las distintas variables para lo que viene”.

“Ha surgido una honda actitud caritativa en mucha gente. En los barrios más humilde surgen las ollas populares”, resaltó, y destacó las actitudes solidarias y compasivas de personas, organizaciones sociales y empresas.

“Esto es grandioso desde el punto de vista humano y práctico, pero no nos autoengañemos, porque esto no se remienda con caridad, sino tomando el amargo camino de decisiones de carácter político orientadas a que los que medianamente tienen un ingreso acomodado, colaboren, sin pedir mucho por cabeza, pero pidiéndoles un poco a todas las cabezas que pueden”, expresó

“De lo contrario, las otras variables determinarán que a la larga el costo de esta enfermedad, más lo que viene después, lo va a terminar pagando la masa de asalariados más humildes, los que están en la franja de entre 20.000 y 40.000 pesos, más los desocupados, y no es justo”, remarcó.

Mujica añadió: “Si este es un drama de todos, y hablamos de solidaridad, es lo lógico que los hombros más fuertes pongan algo”.

Añadió que para los gastos inevitables y disponer de recursos financieros indispensables para enfrentar la situación, el Gobierno tiene cuatro caminos.

Inflación

“El primer camino que anda flotando, y es obvio, es jugar a la inflación, ajustando los salarios por debajo de la inflación”, indicó el ex mandatario.

Dijo que es un camino abierto. “De hecho, desde antes que se desatara esta crisis, ya que por la movida del dólar, el promedio de los salarios y jubilaciones perdió el 10 o 12% de poder adquisitivo”.

Reservas

Añadió que otra opción es consumir en parte las reservas del Banco Central.

“Ello tiene límites de disponibilidad actual, pero, además, puede crear una ecuación de deuda y disponibilidad efectiva que nos acogote y obligue a pagar intereses cada vez más altos”, alertó.

Añadió que la crisis “hará caer a la economía y, por tanto, caerá la recaudación del Estado justo en el momento en que tiene que gastar más”.

Endeudamiento

Mujica dijo que otra variable consiste en “endeudarse más, pero sólo para cubrir el gasto, y esto sería penoso”.

“No decimos que no haya que endeudarse, pero la lucha inteligente sería endeudarse para ayudar y rescatar al mundo de la economía y del trabajo cuando amaine esta peste, debido a que va a haber una multitud de empresas flojas al borde de la quiebra y que necesitarán créditos blandos, con bajos intereses a mediano plazo para recuperarse y eso sólo lo puede hacer el Estado”.

Sin embargo remarcó que todos estos caminos tienen la peculiaridad de que, en el fondo, “van a recaer sobre el poder adquisitivo del salario”,

Una gigantesca “vaca”

“Hay que plantearse el amargo camino de dónde se saca, cómo se saca y cómo se perjudica menos a los sectores más humildes, y en el mediano plazo”, añadió Mujica.

Por tal motivo, planteó “hacer una gigantesca vaca que incluya a todos”.

No hablo de salario, hablo de ingreso.  Claro que muchos tienen ingresos por salario, pero hay otras formas de ingresos”, explicó.

Añadió que se debe generar ese aporte financiero que no golpee aún más, a los más vulnerables. Toda esa clase media acomodada hacia arriba tiene que contribuir, tiene que poner algo, no mucho para castigarla; porque no se les puede pedir sacrificio a los pobres”.

“Se trata de que quienes viven más holgadamente y con más recursos amainen un poco en sus gastos y le den un respiro a la Nación, para que el Estado pueda seguir adelante con esta campaña y redistribuir, y que ese costo no se transforme en más endeudamiento, porque lo precisamos a posterior para reflotar la economía y que los trabajadores tengan una oportunidad de trabajo, con un sistema empresarial que va a estar, en gran medida, destrozado”, remarcó Mujica.

Dijo que se necesita un Estado activo que tenga recursos para solventar el esfuerzo que hay que hacer”.

“Cuando se reclama ayuda para esto y lo otro puede tener enorme razones, pero hay que ubicarse ante los problemas de dónde se saca para gastar y cuál es el camino más inteligente. No veo otro camino que la solidaridad interna la de los brazos más fuertes”, ejemplificó.

Añadió: “Existen vastísimos sectores a los que les va bien, tienen ingresos importantes y algo pueden aportar. No quiero nombrar quiénes son, pero cualquiera que piense un poco se da cuenta”.

Es la hora de la solidaridad, porque de lo contrario, el costo será enorme, y no quisiera que la enorme masa de trabajadores humilde termine solventando esta desgracia que nos ha caído encima”, sentenció.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje