chile

Boric da su primera cuenta pública con amplio contenido social y medidas progresistas

El mandatario presentó su primera cuenta a la ciudadanía, una práctica que debe repetirse cada año durante cualquier gobierno. Boric habló con impronta progresista y prometiendo esperadas reformas sociales.

 

El presidente chileno, Gabriel Boric, presentó este miércoles su primera cuenta pública, una práctica que tienen que hacer los mandatarios del país cada cierto tiempo para explicar a la ciudanía cómo avanza su administración.

El mandatario izquierdista aprovechó el discurso para ahondar en sus políticas con fuerte contenido social e impronta progresista, entre las que destaca las muy esperadas reformas tributarias y previsional, y la reducción de la jornada laboral, esto último en consonancia con lo que viene sucediendo en varios países del mundo.

Fue enfático en que en su término impulsará la creación de la Empresa Nacional del Litio, para nacionalizar este estratégico mineral del cual Chile tiene uno de los yacimientos más grandes del planeta. “Para ello, desarrollaremos, de manera intersectorial y con participación de las comunidades, una propuesta que garantice a las futuras generaciones energía limpia y sustentable para Chile y nuestro planeta”, comentó.

Destacó la política de su gobierno de regresar a los pueblos indígenas las tierras en las que han habitado por miles de años, y evitó mencionar el conflicto que se dio en las zonas de La Araucanía y el Biobío (600 kilómetros al sur de Santiago) en las semanas pasadas cuando decidió militarizar zonas de mayoría aborigen, una acción que criticó de su antecesor Sebastián Piñera. Duplicará el presupuesto estatal para la compra y devolución de tierras: “Estamos diseñando, con responsabilidad, una propuesta que nos permita resolver esta situación y que involucre a todos los actores de la zona”, destacó. Dijo que la política para devolver terrenos “debe también contemplar la habitabilidad y conectividad, agua y luz, el equipamiento y las obras que permitan a las comunidades desarrollar las actividades económicas necesarias para la subsistencia”.

Sobre la reforma previsional, manifestó que buscará crear el Fondo Universal de Salud, que será la base para “construir un verdadero sistema de seguridad social”; reemplazaría a las impopulares y polémicas administradoras de fondos de pensiones privadas.

En el corto plazo anunció que pondrá urgencia a un proyecto de ley “que establece el derecho a la eutanasia en Chile, mediante un proceso de consentimiento expreso, libre e informado”. Añadió que “estamos comprometidos con el derecho a los cuidados paliativos y a una muerte digna”.

También promoverá la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales, de las 45 que se trabajan en la actualidad. Esto viene sucediendo en varios países con resultados exitosos en cuanto a la productividad de las y los trabajadores y en temas de salud mental y balance entre trabajo y vida privada.

Boric evitó hacer ejercer presión sobre los convencionales que están redactando una nueva Constitución, destinada a reemplazar a la actual que está vigente desde la época del dictador Augusto Pinochet (1973-1990). Su posición es que el gobierno “tiene el deber de garantizar que la ciudadanía se manifieste libremente en las urnas de manera informada”, muy a pesar de que él es partidario de cambiar la Carta Magna. La ciudadanía deberá votar para aprobar o rechazar el nuevo texto constitucional, cuando sea que esté listo.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje