olvido y perdón

Bolsonaro indultó a diputado ultraderechista condenado a prisión por promover golpe de Estado

Daniel Silveira fue condenado a ocho años y nueve meses de cárcel, pero recibió el perdón por parte del presidente ultraderechista.

Foto: Presidencia de Brasil
Foto: Presidencia de Brasil

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, otorgó el indulto presidencial al diputado ultraderechista Daniel Silveira quien el miércoles fue condenado a ocho años y nueve meses de prisión por hacer amenazas contra las instituciones democráticas del país.

Bolsonaro anunció el indulto por medio de una transmisión en vivo en sus redes sociales, y lo calificó como “una noticia de vital importancia para nuestra democracia y nuestra libertad” pero rechazó hacer comentarios sobre la decisión de la Corte Suprema de Justicia que fue la instancia que condenó a Silveira.

La decisión fue vista por analistas y juristas brasileños como un golpe durísimo a la institucionalidad, porque desconoce el fallo de 10 votos contra 1 del Supremo, pero es una movida de Bolsonaro por defender a uno de sus más importantes aliados en el Parlamento.

El único que votó en contra fue el juez Kassio Nunez, quien fue colocado en su puesto por el mismísimo Bolsonaro.

La condena a Silveira

El diputado ultraderechista fue procesado en un juicio televisado y se le condenó por incitar e impedir el libre ejercicio del Estado democrático de derecho, al tiempo que se le encontró culpable de usar la violencia mediante la coacción contra jueces que lo investigaron.

Silveira, un expolicía de Río de Janeiro, se hizo popular durante la campaña electoral de 2018 cuando rompió en pedazos un cartel que pedía justicia por el asesinato de la activista por los derechos humanos y concejala socialista Marielle Franco.

Durante su mandato como diputado, Silveira a alentado a los militares a invadir la Corte Suprema y amenazó a los magistrados abierta y descaradamente.

Además de la pena de cárcel, se le había ordenado pagar el equivalente en reales a unos US$50.000 en multas, y a ser removido de su cargo de legislador.

Bolsonaro usó el instrumento llamado “gracias institucional” para salvarlo de lo que él considera un fallo que atenta contra la libertad de expresión.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje