aplicación de mensajería

Brasil bloquea Telegram: le acusa de no frenar discursos de odio, fake news y venta de drogas

Es un duro golpe para el presidente Bolsonaro que usa Telegram para difundir sus perspectivas y discursos, muchos de ellos bloqueados en redes sociales por contener noticias falsas y bulos.

Foto: UNsplash / Amin Moshrefi
Foto: UNsplash / Amin Moshrefi

La Corte Suprema de Brasil ordenó que se bloquee la aplicación de mensajería instantánea Telegram, al considerar que no cumple con las órdenes judiciales de frenar el intercambio de noticias y contenido peligroso, según consigna el medio local G1.

La orden emitida el jueves responde a una petición de la Policía Federal y fue enviada a las proveedoras de internet nacionales, que deben adoptar mecanismos para que la app sea bloqueada en un plazo no mayor a cinco días desde la emisión de la ordenanza. El sábado, la Fiscalía General apeló la decisión, que ahora está en análisis.

En Brasil como en decenas de países del mundo, los grupos criminales se aprovechan de la privacidad que ofrece Telegram para comerciar productos y servicios ilegales como drogas y armas. Un informe de un programa de televisión brasileño mostró el pasado domingo 13 de marzo cómo la plataforma se usa para propagar discursos de odio, tráfico de drogas, dinero falso, propaganda nazi y venta de certificados de vacunación anticovid. Incluso se ha llegado a encontrar pornografía infantil.

Golpe para Bolsonaro

El reportaje se adentró en los oscuros grupos de la aplicación que está instalada en más de mil millones de dispositivos en todo el mundo. Es la plataforma favorita del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que la usa como amplificador de sus opiniones, perspectivas y discursos que arma con miras a la reelección.

Bolsonaro ha ido cayendo cada vez más en Telegram porque ha sido censurado en otras plataformas como Facebook, Twitter o YouTube por difundir noticias falsas y discursos de odio.

Recientemente y por orden de la Corte Suprema, Telegram bloqueó los perfiles de tres aliados de la familia Bolsonaro, incluido el bloguero Allan dos Santos, por difundir información falsa o peligrosa.

Dos Santos es investigado por el tribunal en una causa por difundir fake news y por atacar a miembros de la Corte, y en otra por formar parte de una milicia digital. En 2021 fue ordenada su detención y ahora está prófugo.

Pese a que Telegram bloqueó estos perfiles, se le acusa de no colaborar con otras causas al no entregar información y registros a la Justicia para investigar los otros hechos como la venta de drogas o la propagación de pornografía infantil.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje