antivacunas y empresario

Djokovic compró el 80% de acciones de una empresa que desarrolla tratamiento contra el COVID-19

El deportista serbio se convirtió en un faro para los movimientos antivacunas, pero sorprendió al trascender que ha invertido en una empresa farmacéutica que desarrolla un tratamiento contra el coronavirus.

Foto de archivo
Foto de archivo

El tenista serbio Novak Djokovic, protagonizó un escándalo internacional, que derivó incluso en una crisis diplomática, al intentar entrar en Australia para participar del torneo Australia Open, aunque no está vacunado contra el COVID-19. Tener las inoculaciones es obligatorio para ingresar al país y el deportista es un reconocido antivacunas.

El “Nole”, como le dicen su familia y sus fans de cariño, fue retenido en un hotel en Melbourne en el cual las autoridades migratorias colocan a personas que intentan entrar irregularmente o que están a la espera de la aprobación de la solicitud de asilo. Luego de ganar una instancia judicial parcial y de perder en un tribunal federal definitivamente, abordó el domingo un vuelo hacia Dubái y, posteriormente, hacia su natal Belgrado.

Pero aunque ha sido firme en su posición contra las vacunas anticovid, el tenista ahora es el accionista mayoritario de la empresa danesa de biotecnología QuantBioRes, luego de adquirir el 80% de la participación accionaria; esa farmacéutica desarrolla un tratamiento médico para combatir los síntomas de un cuadro grave de COVID-19.

Así lo confirmó en diálogo con Reuters el director ejecutivo de la compañía, Ivan Loncarevic, quien aseguró que la inversión se realizó en junio de 2020, pero se negó a decir cuánto fue el monto invertido por Djokovic.

Tratamiento anticovid

La empresa, con sede en Copenhague, cuenta con 11 investigadores trabajando en la zona escandinava, Australia y Eslovenia, y el tratamiento en que trabajan se elabora a partir de un tipo de moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos por medio de enlaces peptídicos que impiden que el SARS CoV-2 afecte a las células humanas.

Los primeros ensayos clínicos se realizarán en humanos en Gran Bretaña en el verano septentrional próximo.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje