migración

EE.UU. invertirá US$1.200 millones en Centroamérica para frenar inmigración

El gobierno de Biden aplica un enfoque distinto al de Trump e invertirá en Centroamérica para generar oportunidades que eviten que la gente tenga que migrar al norte.

Foto: Instagram / The White House
Foto: Instagram / The White House

La vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, anunció este lunes que el sector privado de su país se sumará a una inversión en Centroamérica que, con otras acciones gubernamentales, totalizará unos US$1.200 millones para trata de generar oportunidades en el istmo y así evitar la inmigración hacia el norte.

Todo esto se enmarca en un plan presentado por Washington el 27 de mayo, y por entonces Harris invitó a empresas privadas a sumarse a la estrategia para atajar de manera sostenible y progresiva la salida de caravanas migrantes.

Entre las iniciativas presentadas el lunes figuran las de CARE International, Cargill, Grupo Mariposa, Parkdale Mills, PepsiCo, JDE Peet’s y PriceSmart. Además, Mastercard, Microsoft y Nespresso anunciaron nuevos proyectos en la región, que se suman a los comprometidos en mayo.

La vicepresidencia hizo el anuncio al cierre de una conferencia virtual realizada en conjunto por el Departamento de Estado, la Cámara de Comercio de Estados Unidos y The Partnership for Central America, que logró atraer a más de 1.300 empresarios, representantes de entidades gubernamentales y de la sociedad civil.

Ideas con impacto

Algunas de las ideas comerciales ya están rindiendo sus frutos: Por ejemplo, Microsoft desarrolló centros de capacitación de acceso digital y energías renovables y está formando a la fecha a más de 100.000 personas en estos temas.

La empresa Nespresso, que vende cafés empacados, trabaja estrechamente con más de 1.200 granjas en Guatemala y tienen en sus planes mejorar la calidad de vida de las y los trabajadores y emprendedores. Avanzará además con sus primeros acercamientos a cafetales en Honduras y El Salvador.

La compañía de tarjetas Mastercard firmó un memorando de entendimiento en el cual se compromete a ingresar a 5 millones de personas residentes en El Salvador, Honduras y Guatemala y ayudarlos a transicionar de la economía informal a la formal, al tiempo que ayudará a 1 millón de micro y medianas empresas a acceder y gestionar pagos en línea.

Este es un enfoque totalmente distinto al de la administración de Donald Trump, que optó por cuatro años por estrategias punitivas que tuvieron poco o nulo impacto. Por todo su término, Trump avanzó con poco éxito en el fallido muro fronterizo que, en vez de frenar la inmigración, destruyó ecosistemas y afectó más bien a la vida silvestre.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje