uigures

China: Denuncian nuevas violaciones a los derechos humanos a los uigures

Los uigures son torturados y golpeados hasta la muerte, denunció un expolicía chino. China está acusada de estar realizando una limpieza étnica.

 

Un desertor de la policía de China habló esta semana sobre las brutales prácticas que asegura tiene el gobierno de China con la etnia minoritaria musulmana de los uigures, que viven en la provincia de Xinjiang y en donde se encuentran los llamado “centros de reeducación”, calificados por sobrevivientes como verdaderos campos de concentración.

El hombre, que concedió una entrevista al medio británico Sky News, asegura haber sido policía en Xinjiang y pidió mantener su identidad en secreto por temor a represalias, y se identificó con el nombre ficticio de Jiang.

“Los reunimos, les ponemos capuchas en la cabeza, dos personas esposadas juntas, para evitar que escapen”, comienza diciendo el exoficial, y prosiguió contando que se utilizan trenes de carga para transportar a los y las uigures que son traídos de otras partes de China hacia Xinjiang.

Hasta 500 “detenidos” pueden llegar a ser transportados a la vez desde las estaciones de carga, con más de 100 prisioneros en cada vagón, dijo Jiang. Se asignan dos policías a cada prisionero. “Durante el transporte no les damos comida y solamente les permitimos usar tapas de botellas para beber agua o humedecer los labios (…) y para mantener el orden no se les permite ir al baño”. El viaje puede tardar hasta dos días.

Imágenes de drones publicadas en 2019 mostraban aparentemente a prisioneros uigures siendo descargados de un tren, con los ojos vendados, grilletes y la cabeza afeitada.

Jiang dijo en la entrevista que esas imágenes probablemente muestren a prisioneros siendo trasladados de varios centros de detención a una instalación mucho más grande: esto es porque se ven varios uniformes distintos identificativos de cada centro más pequeño.

 

¿Una limpieza étnica?

China ha sido acusada de llevar a casi un millón de integrantes de la etnia uigur en los llamados “centros de reeducación”, en donde se les obliga a abandonar su lengua materna, sus tradiciones y su cultura musulmana, para adoptar el chino mandarín como idioma único al tiempo que se les bombardea con propaganda gubernamental.

En abril de este año, los parlamentarios del Reino Unido declararon que los uigures y otras minorías étnicas y religiosas en la región china de Xinjiang están siendo sometidos a genocidio.

El exoficial de policía proporcionó una amplia documentación de sus credenciales, incluidas fotografías, videos, certificados de graduación y registro de la policía y otros documentos oficiales. Los detalles específicos que alegó son imposibles de verificar, dijo Sky News.

En una conferencia de prensa en Beijing, un periodista de Sky News preguntó al gobierno chino sobre las acusaciones de Jiang. Elijan Anayat, portavoz del gobierno de Xinjiang, respondió: “China es un país gobernado por la ley. La policía actúa y maneja los crímenes de acuerdo con las leyes relevantes de la República Popular China. Está prohibido encarcelar a personas ilegalmente y torturar a personas para coaccionar una declaración”.

“La policía debe proteger todos los derechos de los sospechosos. Entonces, las cosas que dijo el hombre de que los oficiales no los dejaron ir a los baños y que no tenían agua para beber, etc., no existen”, agregó el portavoz.

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje