entre amigos

Bolsonaro coquetea con neonazis tras reunirse con nieta de ministro de Hitler

El mandatario brasileño recibió a la nieta de un ministro de Adolf Hitler, líder de un partido de extrema derecha alemán abiertamente xenófobo y racista.

Beatrix von Storch en su visita a Jair Bolsonaro. Foto: Instagram / Beatrix von Storch
Beatrix von Storch en su visita a Jair Bolsonaro. Foto: Instagram / Beatrix von Storch

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, recibió en su despacho presidencial a la segunda al mando del partido de ultraderecha alemán Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán), quien es nieta de un importante ministro de finanzas del genocida Adolf Hitler, perpetrador del Holocausto.

Antes del encuentro con el mandatario, Beatrix von Storch se había reunido con el diputado Eduardo Bolsonaro (hijo del presidente) y la también legisladora, Bia Kicis, presidenta de la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara Baja del Congreso de Brasil.

Fue la misma von Storch quien publicó orgullosa en sus redes sociales que había sido recibido por el primer mandatario brasileño, quien se identifica sin pudor alguno con la extrema derecha y que gobierna desde esa posición en el espectro.

“Me impresionó profundamente la comprensión del presidente Bolsonaro de los problemas en Europa y los desafíos políticos de nuestro tiempo”, resaltó von Storch en sus redes sociales, y aseguró que movimientos como Black Lives Matter, Antifa o los de defensa de derechos de las poblaciones LGBTIQ+ “operan a través de las fronteras nacionales para impulsar su agenda de izquierda y empujar las posiciones conservadoras contra la pared”.

La reunión no estaba en la agenda de Bolsonaro ni fue informada de forma oficial a la prensa, por lo cual no hubo medios para hacer rueda de prensa a la salida.

Racista e islamófoba

Beatrix es nieta de Johann Ludwig (Lutz) Graf Schwerin von Krosigk, y fue el último canciller del tercer reich tras las muertes de Hitler y Joseh Goebbels, aunque su gobierno no fue reconocido por los aliados por provenir del mismo seno nazi que los anteriores. En 1949 fue condenado como criminal de guerra a diez años de prisión por crímenes de guerra.

Ha sido investigada por comentarios xenófobos: en 2018 criticó que la Policía de la ciudad de Colonia escribiera en árabe mensajes en redes sociales como parte de una campaña multilenguaje. “¿Qué diablos está pasando en este país? ¿Están tratando de complacer a los bárbaros, los musulmanes y esa horda de violadores?”, manifestó la líder neonazi, para luego borrar sus posts al ser señalada por incitación al odio.

El Instituto Brasil-Israel (IBI) emitió un comunicado el pasado lunes repudiando el encuentro entre Bolsonaro y Von Storch, alegando que representa “un revés en los esfuerzos por construir una memoria colectiva del Holocausto” y una afrenta al espíritu de la Constitución de 1988.

En un encuentro del partido AfD en 2016 dijo que “el islam no forma parte de Alemania” y elevó los ánimos islamófobos. Al final, tuvo que salir a calmar los ánimos de sus correligionarios aclarando que no pretende que se expulsen a los musulmanes de Alemania, sino que aboga por la neutralidad religiosa.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje