tres hijos

La política de los tres hijos de China sería poco acogida por la población

El envejecimiento de la población y la desaceleración de la tasa de natalidad son dos factores de preocupación para el gobierno de China, por lo que se decidió modificar la política sobre la cantidad de descendencia por familia, permitiendo ahora tener hasta tres hijos.

Un niño juega en un jardín de infantes en Suzhou, Jiangsu, China. Foto: UNsplash / Jerry Wang
Un niño juega en un jardín de infantes en Suzhou, Jiangsu, China. Foto: UNsplash / Jerry Wang

Por Nicolás Cella | Redactor

Según el censo nacional de noviembre de 2020, el último realizado en China, la población mayor de 60 años es el 18,7% de la población total, es decir, 260 millones de personas. Además, se estima que para 2050 el número se eleve a 500 millones.

La política de planificación familiar, que permitía tener un solo hijo por familia, se introdujo en 1979 en búsqueda de aumentar la esperanza de vida debido a que el descontrolado crecimiento demográfico ponía en riesgo el próspero desarrollo económico del país.

En 2015, cuando la primera generación de hijos únicos llegó a la adultez, se implantó una política nacional de dos hijos en lugar de uno. Solo el 5% de las parejas decidieron tener un segundo hijo, principalmente debido al alto costo de vida en las metrópolis del gigante asiático.

Numerosas discusiones se desarrollaron a través de internet, las posiciones del Estado chino sobre las decisiones de maternidad de la población se hizo notar por el resentimiento de muchos usuarios que publicaron imágenes de la política del hijo único, en las que se expresaba: “si una persona supera la cuota de nacimientos, los habitantes de toda la aldea deben someterse a una ligadura de trompas”.

Poca acogida a la idea

Jieyu Liu, investigador de la vida familiar china, explica que la gran mayoría de las parejas decidió no tener un segundo hijo, incluso cuando esto fue permitido. Por lo que ahora, también, parece muy poco probable que las parejas se dispongan a tener tres hijos.

Distinta es la situación en las zonas rurales, muchas de las parejas casadas en los años 80 y 90 ya tenían un segundo hijo debido a que la implementación de la política no había sido tan efectiva como en las ciudades. La decisión de tener o no un tercer hijo dependerá mucho del género de éstos. Esto se debe, según el análisis de Jieyu Liu, a que en las zonas rurales de China aún persiste una obstinada cultura y costumbre que hace de preferencia a la descendencia masculina.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje