los 7 grandes

Cumbre G7: Compromisos contra el cambio climático y roces con China

Los líderes de la cumbre de los siete países más ricos del mundo respaldaron nuevos y más estrictos objetivos medioambientales para frenar el calentamiento global.

Foto: G7
Foto: G7

Los líderes del G7 apoyaron este domingo 13 de junio imponer y trabajar para alcanzar nuevos objetivos ambientales para frenar el cambio climáticos, entre los que destaca la reducción de emisiones.

En la clausura del evento de tres días realizado en Cornualles, al suroeste de Reino Unido, los líderes de los siete países más poderosos del orbe ser reunieron por primera vez de forma presencial desde que arrancó la pandemia del COVID-19. Los jefes de Estado y de gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido firmaron el ‘Pacto por la Naturaleza‘, que tiene como fin revertir la pérdida de biodiversidad y proteger el 30% de la superficie del planeta y los océanos para el final de la década actual.

Asimismo se comprometieron con este documento en recortar a la mitad las emisiones de carbono para el 2030.

Por otra parte, también acordaron invertir un paquete de US$100 mil millones de dólares por año para ayudar a los países más pobres del mundo, e hicieron un llamado al resto de naciones ricas que no conforman el G7 a unirse a este esfuerzo por una redistribución de la riqueza.

Biden y China, temas paralelos

Para la canciller alemana, Angela Merkel, la llegaba de Joe Biden a la Casa Blanca ofrece un “nuevo impulso” y un nuevo nivel al G7, después de que el expresidente Donald Trump causara desacuerdos y desavenencias en temas medioambientales, ya que su posición era negacionista del cambio climático.

“No es que el mundo haya dejado de tener problemas por la elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos. Pero trabajamos en soluciones a esos problemas con un nuevo impulso. Y creo que es muy bueno que hayamos concretado más en este G7”, afirmó Merkel en rueda de prensa en el último día de la cumbre.

Biden convenció al resto de líderes de la cumbre para coordinar acciones que contrarresten y frenen el avance de China como nueva potencia mundial. Firmaron el documento llamado ‘Build back better for the world’ (reconstruir mejor para el mundo) para «responder a las necesidades tremendas de infraestructuras en los países de ingresos medios y altos», según la Casa Blanca. Es un intento de contender con la Nueva Ruta de la Seda en la que está enfocada la administración del presidente chino Xi Jinping.

EL gobierno de ese país asiático emitió un comunicado diciendo que los asuntos mundiales deben gestionarse por medio de la consulta con todos los países, ya sean grandes o bien pequeños, y no por un grupo de elite económica.

Por medio de la declaración emitida por el portavoz de la Embajada de China en Reino Unido, el gobierno chino declaró que “solo hay un sistema y un orden internacional en el mundo, el que tiene a las Naciones Unidas en su núcleo”.

Para Pekín, además, solamente hay un conjunto de normas mundiales que están basada en los principios de la carta fundacional de la ONU “y no las supuestas reglas formuladas por un pequeño número de países”.

“Siempre hemos creído que los países, grandes o pequeños, fuertes o débiles, fuertes o ricos, son iguales, y que los asuntos mundiales deben gestionarse consultando a todos los países”, prosigue el documento.

Adicionalmente, rechazaron el “pseudomultilateralismo que sirve a los intereses de una camarilla o un bloque político” e hicieron un llamado a los “países relevantes” para que mantenga los objetivos y principios de la Carta de la ONU.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje