tres por familia

Nueva política china de tres hijos por familia genera escepticismo y cuestionamientos

El gobierno chino aprobó esta semana que las familias tengan hasta tres hijos, en un intento por revertir el envejecimiento poblacional que podría devenir en problemas económicos serios en el futuro.

Una maestra habla con una niña en una escuela en China. Foto: UNsplash / Jerry Wang
Una maestra habla con una niña en una escuela en China. Foto: UNsplash / Jerry Wang

La decisión del gobierno chino, de permitir que las familias tengan hasta 3 hijos legalmente y sin multas, generó escepticismo y críticas el martes, con cuestionamientos sobre si marcaría realmente una diferencia para revertir el envejecimiento poblacional y la baja natalidad que viene sufriendo el país en las últimas décadas.

El levantamiento al límite de dos hijos por familia es un esfuerzo del gobierno de Xi Jinping por fomentar la maternidad, semanas después de que los datos de un gran censo nacional confirmaran un rápido envejecimiento y una disminución en la fertilidad que pone a China en camino de ver a su población -la más grande del mundo- contraerse.

“No entiendo bien. ¿Cuál es el significado de este tipo de medidas?», Preguntó un usuario de Weibo, la popular red social china en una publicación que recibió más de 128.000 likes, según la agencia de noticias Xinhua.

Otros internautas cuestionaron el alto costo de criar niños en las zonas urbanas, donde la vivienda es costosísima y los costos de las escuelas privadas de buena calidad son prohibitivos para las clases populares.

Adicionalmente, las mujeres en el gigante asiático ya se enfrentan a una cruenta brecha de género que se ha ampliado con los años, no solo en participación laboral sino también en ingresos respecto a los hombres. Soportan una parte cada vez mayor de las tareas de la casa y del cuidado de los niños adicionales a sus carreras laborales, mientras que el gobierno ha retirado paulatinamente los apoyos para el cuidado de los menores.

“Las mujeres trabajadoras en las grandes ciudades serán aún más discriminadas y será más difícil para las mayores de 30 años encontrar trabajo”, dijo otro usuario de Weibo.

Xinhua, portal de noticias afín al gobierno, asegura que el Ejecutivo de Pekín implementará mayores beneficios fiscales y de vivienda para familias con tres hijos, mientras que garantizaría los derechos de las mujeres trabajadoras, pero no dio detalles.

La vez que no funcionó

En el año 2016, China eliminó su política de un solo hijo, la cual estuvo vigente desde 1979, y se constató un leve aumento de nacimientos seguido de una fuerte disminución ante los costos de tener un hijo adicional, como vivienda, educación, alimentación y salud.

Yi Fuxian, científico de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, dijo que la eliminación de la política de un solo hijo instaló y afianzó actitudes y estilos de vida en la ciudadanía urbana, y que difícilmente cambiaría abruptamente con algo tan sencillo como empujar el límite en la cantidad de progenie que es legal tener.

“Tener un solo hijo o ningún hijo se ha convertido en la norma social en China. Los patrones sociales y económicos se adaptan a la política del hijo único, por lo que los efectos inerciales persisten”, declaró el experto a la agencia Reuters.

The Global Times, un tabloide ultranacionalista chino cercano al Partido Comunista, reconoció que tener más de dos hijos es caro y difícil. “Es igualmente importante cambiar algunas opiniones habituales sobre los niños y los valores familiares en una sociedad con una tasa de natalidad en declive, y formar nuevas expectativas y aceptabilidad, así como opiniones sobre la felicidad”, se lee en su editorial del martes.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje