en casa

Australia aísla el estado de Victoria por un fuerte brote de COVID-19

Los residentes del segundo estado más poblado de Australia deberán quedarse en sus casas para frenar un peligroso brote de coronavirus que arrancó en días recientes.

Imagen del centro de Melbourne, capital de Victoria. Foto: Flickr / John Seb Barber
Imagen del centro de Melbourne, capital de Victoria. Foto: Flickr / John Seb Barber

Victoria, el segundo estado más poblado de Australia, entrará en un confinamiento obligatorio decretado para todas las personas no esenciales durante una semana, lo que obliga a sus casi siete millones de personas a quedarse en casa excepto para asuntos de fuerza mayor.

Este encierro es una respuesta de las autoridades a un peligroso brote de COVID-19 con una variante que ha demostrado ser más contagiosa y peligrosa que las anteriormente detectadas.

“Estamos lidiando con una cepa altamente infecciosa del virus, una variante preocupante que se está ejecutando más rápido de lo que jamás hemos registrado”, dijo en rueda de prensa el primer ministro interino del estado de Victoria, James Merlino, en Melbourne. “A menos que se haga algo drástico, esto se volverá cada vez más incontrolable”.

El funcionario añadió que los rastreadores de contactos han identificado al menos 10.000 contactos primarios y secundarios que tienen la obligación de hacer cuarentena obligatoria, hacerse los respectivos tests y aislarse completamente para evitar contagiar a terceras personas, y alertó que ese número seguirá creciendo.

El director de Salud de Victoria, Brett Sutton, declaró a los periodistas que es “absolutamente esperable” que surjan muchos nuevos casos en los próximos días ya que la variante detectada es la de la India, la más virulenta de las cepas originales que en ese país está provocando estragos en el sistema de salud.

El bloqueo en Victoria estará vigente, por ahora, al menos hasta el 3 de junio a las 23:59; las personas solamente podrán salir de casa para trabajos esenciales, atención médica, compras de comida, ejercicio o para vacunarse.

Por su parte, Nueva Zelanda volvió a frenar la recepción de viajes desde Victoria por todo lo antes mencionado, por lo menos hasta el 4 de junio, citando el riesgo sanitario que representa. Los estados fronterizos con Victoria impusieron restricciones en sus fronteras a los ingresos.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje