vivir en guerra

Bombardeos de Israel en Gaza provocan traumas de por vida en niños

La natalidad en Gaza es de las más bajas del mundo, y muchos niños han vivido toda su vida en guerra.

Un niño observa los efectos de un ataque israelí cerca del puerto de Gaza. Foto: UNICEF/UN0464411/El Baba
Un niño observa los efectos de un ataque israelí cerca del puerto de Gaza. Foto: UNICEF/UN0464411/El Baba

Los bombardeos en los territorios palestinos por parte del ejército de Israel están provocando daños psicológicos y psiquiátricos en los niños, según denuncias organizaciones de defensa de los derechos de los menores como la UNICEF.

“El conflicto tiene un impacto profundo y duradero en los niños, independientemente de dónde vivan. Un niño es un niño. Esto ha estado sucediendo durante demasiado tiempo. Todas las partes deben evitar una mayor escalada de violencia, proteger a los civiles y poner fin a las violaciones contra los niños dondequiera que estén y en todo momento”, denunciaron la semana pasada el director del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), Matthias Schmale, y la representante especial del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en el Estado de Palestina, Lucía Elmi.

En menos de 13 años, cuatro conflictos han ido arrasando la vida de los palestinos y las palestinas, y el gobierno israelí ha aprovechado para ir tomando algunas tierras como ocupante, según el ordenamiento internacional. Los bombardeos y ataques de 2009, 2012, 2014 y 2021 han provocado que cientos de miles de niños y adolescentes hayan vivido toda su vida en guerra.

“Mi querida madre, estoy muy asustada. Si todos debemos morir, quiero que seamos enterradas en la misma tumba y quiero que sea en tus brazos”, escribió Zeina Dabus en un pequeño trozo de papel que dejó debajo de su almohada de su madre mientras la fuerza aérea israelí dejaba caer un enjambre de bombas sobre su ciudad gazatí.

Según UNICEF, Gaza tiene una de las tasas de natalidad más bajas del planeta –30,5 nacimientos por cada 1.000 habitantes, según las últimas mediciones de 2018-, pero más de la mitad de la población de 2 millones de habitantes tiene menos de 18 años. 

El ataque israelí de 2021 ha dejado hasta ahora 248 víctimas palestinas, de los cuales 66 son niños y niñas. “Toda una generación ha sido asolada por repetidos conflictos”, dijo a AFP el abuelo de Zeina, Said Dabus.

Según a organización internacional Save the Children (Salvemos a los Niños), la exposición repetida a la violencia afecta seriamente y a largo plazo la salud mental de los menores. “Los niños sufren crisis de terror, sufren la falta de sueño, muestran signos psíquicos preocupantes, como temblores, y vuelven a orinarse en la cama”, advierte la ONG en un informe.

Esto lo advirtió también el Centro Comunitario de Salud Mental de Gaza, que incita a los padres de familia a intentar distraer a los chicos y chicas con juegos, dibujos, conversaciones y oraciones durante los bombardeos o choques entre las fuerzas bélicas.

“La exposición a una conmoción violenta con frecuencia da lugar a una violencia comportamental”, dice Mohamed Abu Sabeh, psicólogo del Centro. “Las Guerras han sembrado esa violencia en el hogar y en la escuela”, añade.

Paralelamente, la falta de recursos en este aislado territorio constantemente asediado por Israel provoca que los niños, niñas y adolescentes tengan pocas o nulas perspectivas a futuro y que no puedan ser optimistas.  “Este conflicto, inevitablemente, dará lugar a una generación agresiva, violenta y llena de odio”, concluyó Sabeh.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje