puerta

Justicia rusa condena a abogada de Alexei Navalny por tocar el timbre en casa de agente acusado de envenenarlo

Liubov Sobol, del Fondo de Lucha contra la Corrupción, se apersonó en la vivienda de un oficial investigado por supuestamente haber envenenado al líder opositor.

Foto: Twitter Sobol Lubov
Foto: Twitter Sobol Lubov

Un tribunal ruso condenó el jueves a la abogada Liubov Eduárdovna Sóbol, defensora y aliada del líder opositor Alexei Navalny, por haberse presentado en la puerta y tocado el timbre de la casa de un agente de seguridad federal acusado de envenenar a Navalny.

El político opositor, largamente perseguido por el gobierno de Vladimir Putin por sus críticas, declaró en diciembre pasado en que había logrado engañar a un experto en armas químicas del Servicio Federal de Seguridad (FSB) para que admitiera que dicha agencia había tratado de asesinarlo en 2020 colocando químicos mortales en su ropa interior.

Sobol, abogada de la organización sin fines de lucro Fondo de Lucha contra la Corrupción(FBK, por sus siglas en ruso) creada por Navalny, asegura que fue ese mes a casa del agente acusado, pero las autoridades la acusaron de supuesto “uso de violencia o amenazas de usarla”.

La jurista deberá cumplir un año de trabajos comunicados como condena, y se le rebajará de su salario 10% mensual durante el periodo. Sobol llegó al tribunal a escuchar el veredicto con una camiseta blanca estampada con texto rojo que decía: “¿Dónde está la causa penal por el envenenamiento de Navalny?”.

Después de su sentencia, dijo en Twitter: “Mientras tanto, aún no se ha iniciado un caso sobre el intento de asesinato a Navalny”.

La denuncia a la defensora de Navalny había sido presentada originalmente por una mujer (y no por el Estado ruso), quien según la prensa rusa es la suegra de Konstantín Kudriavtsev, un experto químico del FSB, cuya identidad había sido desvelada días antes por el líder opositor.

Estando en Alemania después de sobrevivir a un envenenamiento en 2020, Navalny publicó en sus redes el audio de una conversación telefónica en la que supuestamente se escucha a Kudriavtsev contar cómo se habría usado una sustancia química rociada sobre la ropa interior del blanco en un hotel de Siberia.

El FSB emitió un comunicado en el que tachó de “falsa” dicha conversación, que consideró una “provocación” orquestada con el fin de “desacreditar” al servicio de seguridad.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje