intereses

Vladimir Putin aprobó operaciones de interferencia para que Trump fuera reelecto

El Kremlin dio visto bueno a medidas que daban apoyo a la campaña de Trump por la reelección contra Joe Biden.

Foto: kremlin.ru
Foto: kremlin.ru

El gobierno de Vladimir Putin aprobó medidas y operaciones de influencia para ayudar a que el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ganara la reelección, según publica la agencia de noticias AP en función a documentos de Inteligencia de EE.UU. desclasificados recientemente.

El informe hecho público este martes por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional evaluó un amplio espectro de medidas que algunos poderes extranjeros habrían llevado a cabo, con el fin de manipular los resultados de las elecciones de noviembre pasado. De acuerdo a la información, eso incluye esfuerzo de Irán para afectar la confianza de la ciudadanía en el proceso electoral y dañar las perspectivas de reelección del expresidente, y también operaciones coordinadas desde Moscú para difamar a Joe Biden, quien al final terminó ganador.

Sin embargo, a pesar de esas amenazas, los funcionarios de inteligencia no encontraron «indicios de que actor extranjero alguno haya intentado interferir en las elecciones estadounidenses de 2020 al alterar cualquier aspecto técnico del proceso de votación, incluido el registro de votantes, la emisión de boletas, la tabulación de votos o la presentación de informes de resultados».

Este documento oficial de la entidad gubernamental de inteligencia y seguridad es la última confirmación de que el proceso electoral no fue toqueteado ni manipulado por persona o entidad alguna, a pesar de que los seguidores y fanáticos de Trump siguen argumentando que hubo fraude.

El documento deja en claro que, incluso aunque Trump ha criticado la legitimidad de las elecciones, los funcionarios de inteligencia creen que Rusia se apoyó en sus asociados para tratar de inclinar el resultado de las elecciones. El Kremlin consideraba que Biden era un candidato «desventajoso» para sus intereses, pero que paralelamente se prepararon para la llegada del demócrata que sería inminente según las encuestas y las proyecciones los días antes de los comicios.

El análisis también descubrió que China había decidido mantenerse al margen pero que «consideró sin desplegar» algunas acciones. Al final, no optó por interferir a favor de ninguno de los dos lados.

Trump se había beneficiado en 2016 de la intervención de piratas rusos, según investigaciones hechas en ese momento por organismos de seguridad estadounidenses, y aprovechó campañas en redes sociales hechas por cuentas trolls (falsas o manejadas por bots) que difundían mentiras y difamaciones contra la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje