paradeo desconocido

Abogados de Alexei Navalny denuncian que fue llevado a una ubicación desconocida

La defensa del opositor ruso asegura que no se sabe a dónde fue llevado. Está arrestado desde febrero por orden del Kremlin.

Alexei Navalny viajando de regreso a Rusia después de estar en un tratamiento en Alemania por el envenenamiento. (Foto facilitada y distribuida por Reuters)
Alexei Navalny viajando de regreso a Rusia después de estar en un tratamiento en Alemania por el envenenamiento. (Foto facilitada y distribuida por Reuters)

El político opositor ruso, Alexei Navalny, fue trasladado desde un centro carcelario estatal hacia una locación desconocida en un movimiento que no fue anunciado a sus abogados, según denunciaron por redes sociales sus abogados.

El pasado 3 de marzo, Navalny envió su primer mensaje por sus cuentas oficiales desde que cayó en febrero en custodia al ser arrestado a su regreso a Rusia por orden del gobierno de Vladimir Putin. El crítico del Kremlin fue puesto en arresto en una penitenciaría en la región de Vladimir, a noreste de Moscú.

En el mensaje colocado en Instagram, Navalny dijo que se encontraba en el Centro de Detención No. 3 de la localidad de Kolchugino.

Piden su liberación

Un gran contingente de países occidentales pidió esta semana en organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a Rusia que libere a Navalny, denunciando que el arresto es ilegal y exigieron que se realice una investigación sobre el envenenamiento que el líder opositor sufrió el año pasado en un vuelo entre Siberia y Moscú.

«Pedimos a la Federación de Rusia la liberación inmediata e incondicional del Sr. Navalny y de todos los detenidos ilegal o arbitrariamente, incluso por ejercer sus derechos a la libertad de reunión y asociación pacífica, la libertad de opinión y expresión y la libertad de religión o creencias ”, se lee en el comunicado conjunto.

El embajador de Gran Bretaña, Julian Braithwaite, dijo que era «una vergüenza» que Navalny fuese arrestado pero que no se hubiera lanzado una investigación por el envenenamiento. Los expertos en derechos humanos de la ONU dijeron el 1 de marzo que Rusia era la culpable del intento de matar a Navalny y pidieron una investigación internacional sobre el hecho. Moscú niega estar detrás de esto y asegura que no hay pruebas.

«La declaración de hoy debería ser solo el comienzo de un mayor escrutinio y acción del Consejo para poner fin a la represión», dijo John Fisher, de Human Rights Watch, con sede en Nueva York.

Estados Unidos y la Unión Europea ya impusieron sanciones a políticos y entidades estatales rusas por el caso Navalny, movimientos que el Krenlin calificó de «absurdos, injustificados y sin ningún impacto real».

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje