ITALIA

Mario Draghi es el nuevo primer ministro de Italia, anunciando una coalición multicolor para formar gabinete

El ex presidente del Banco Central Europeo asume las riendas del país en medio de una crisis política y el resurgimiento del coronavirus.

Mario Draghi, nuevo primer ministro de Italia. Foto: Wikimedia Commons
Mario Draghi, nuevo primer ministro de Italia. Foto: Wikimedia Commons

El nuevo gobierno de Italia tomó forma de la mano de Mario Draghi, quien fue nombrado primer ministro este viernes en medio de una crisis política después de la renuncia de Giuseppe Conte al cargo a finales de enero.

Draghi, un reconocido economista y ex presidente del Banco Central Europeo, presentó la tarde del mismo día su gabinete conformado por una coalición multicolor de partidos que representan a varios sectores del espectro, desde fuerzas de izquierda hasta partidos de centro y de derecha. Las primeras críticas llegaron por el hecho de que de los 23 ministerios solamente 8 estarán conducidos por mujeres.

Se espera que Luigi Di Maio, del Movimiento Cinco Estrellas anti-establishment, permanezca en el cargo como ministro de Relaciones Exteriores italiano, según medios del país. También se espera que permanezca en el cargo el actual ministro de Salud italiano, Roberto Speranza, del partido de izquierda Libres e Iguales.

El nuevo ministro de Finanzas, Daniele Franco, no pertenece a ningún partido político, y se le entregaron tres ministerios al movimiento Forza Italia, del ex primer ministro y magnate de los medios, Silvio Berlusconi.

Por su parte, el partido de derecha ultraconservadora La Liga, cuya cabecilla es Matteo Salvini, dirigirá tres carteras. Este movimiento representa a la extrema derecha por sus posiciones ultranacionalistas, antiinmigración y eurófobas. «Los italianos me piden que resuelva los problemas, incluso si esto significa trabajar junto a personas con las que no me llevo bien», dijo Salvini al aceptar colaborar con Draghi.

“Super Mario”

Mario Draghi, de 73 años, es un reputado economista italiano conocido popularmente como «Super Mario» por salvar al euro durante la crisis de la deuda soberana de Europa, y se espera que trabaje en estrecha colaboración con el Ministerio de Finanzas italiano y las cúpulas económicas de la Unión Europea.

El llamado Plan Draghi de recuperación económica e intervención monetaria estuvo compuesto por una serie de duras medidas basadas en una política monetaria llamada expansión cuantitativa. Esta herramienta no convencional de política monetaria es usada por algunos bancos centrales del mundo para aumentar la oferta de dinero, aumentando el exceso de reservas del sistema bancario, por lo general mediante la compra de activos financieros en el mercado, ya sean acciones, bonos privados y/o bonos del Estado.

Draghi ordenó la compra de activos por 60.000 millones de euros al mes a partir de marzo de 2015 y las adquisiciones de mantuvieron hasta diciembre de 2018, cuando el BCE dejó de adquirir nuevos títulos, aunque reteniendo la cartera ya adquirida en su balance.

En el verano de 2012, Draghi había dicho que haría «todo lo necesario» para garantizar la supervivencia del euro.

Al frente del gobierno italiano tendrá la labor de seguir manejando la campaña de vacunación contra el coronavirus, en medio de resurgimientos de brotes en algunas regiones.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje