REPRESIÓN

Gobierno de Putin detiene a aliados de Navalny, incluido su hermano

El gobierno ruso intenta frenar la ola de protestas por la detención del líder de la oposición que volvió al país después de sobrevivir a un envenenamiento.

 

Las autoridades rusas detuvieron el jueves a varios aliados del líder opositor, Alexey Navalny, y emitieron amenazas serias a las empresas de redes sociales después de que decenas de miles marcharan en más de 100 ciudades de todo Rusia el fin de semana pasado para reclamar por su liberación.

Fiscales rusos amenazaron con acciones legales a Facebook, Google, Twitter, TikTok y otras porque las convocatorias se dan por estas plataformas.

Oleg Navalny, hermano del político, y varios de sus principales aliados como Lyubov Sobol, la doctora Anastasia Vasilyeva, de la Alianza de Médicos respaldada por Navalny, y Maria Alyokhina, del colectivo artístico punk Pussy Riot, también fueron arrestados junto con decenas de manifestantes.

Los cuatro fueron detenidos en un lapso de 48 horas como parte de una investigación criminal sobre presuntas violaciones de las regulaciones del coronavirus durante las protestas del fin de semana.

Navalny, de 44 años, regresó recientemente a Rusia después de sobrevivir a un envenenamiento mientras la responsabilidad de este hecho se le atribuye al gobierno de Vladimir Putin. Según lo que ha arrojado la investigación hasta el momento, el agente nervioso Novichok le fue propinado en un té caliente que bebió antes de abordar un vuelo desde Siberia hacia Moscú. El Kremlin rechaza toda acusación.

Justifican las detenciones

Los arrestos se produjeron todos durante horas de la noche, y formaron parte de una gran campaña de arremetida contra los líderes de los movimientos detractores de Putin.

Se registraron más de una docena de residencias privadas y oficinas de la familia Navalny, asociados suyos y simpatizantes, y fueron incautados documentos para engrosar la investigación. Fue en el apartamento de Alexey que se arrestó a su hermano Oleg, y un apartamento alquilado donde ha estado viviendo su esposa, Yulia.

El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, dijo que los registros y detenciones eran una parte legítima de los esfuerzos de la policía para investigar las «presuntas violaciones» durante los mítines del sábado.

«Los organismos encargados de hacer cumplir la ley están haciendo su trabajo», dijo Peskov en una conferencia telefónica con los periodistas. «Hubo numerosas violaciones de las leyes rusas y las agencias de aplicación de la ley están trabajando».

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje