PARTE DEL PROBLEMA

Facebook muestra publicidad de armas a seguidores de Trump y extremistas de derecha

La red social está siendo un portal de ventas de armas y municiones dirigidas a personas que piden una insurrección contra el próximo gobierno estadounidense.

Facebook muestra publicidad de armamento a seguidores de la extrema derecha militarista de EE.UU.
Facebook muestra publicidad de armamento a seguidores de la extrema derecha militarista de EE.UU.

Facebook ha estado publicando anuncios publicitarios de chalecos antibalas, estuches de armas y otro equipamientos militares junto al contenido que promueve teorías conspirativas, alegatos de supuesto fraude electoral y noticias sobre el intento de golpe de Estado en el Capitolio de los Estados Unidos, a pesar de que los propios empleados de la plataforma vienen advirtiendo de esto.

Desde la violenta arremetida de seguidores fanáticos de Donald Trump el pasado 6 de enero en el Capitolio de Washington, la organización sin fines de lucro Tech Transparency Project (TTP) la alertado que Facebook está permitiendo la circulación de anuncios de armas y municiones, y que estos aparecen especialmente en cuenta de Facebook y fapnages afines a la extrema derecha militarista.

Esos anuncios, que incluyen promociones de Año Nuevo para chalecos antibalas especializados, mejoras para rifles y objetivos de tiro, aparecieron en una cuenta de Facebook que TTP utiliza para monitorear contenido de derecha que podría incitar a la violencia.

TTP utiliza la cuenta falsa diseñada especialmente para imitar el comportamiento de personas cercanas a este tipo de ideologías terroristas, y en estas han constatado que se les muestra constantemente publicidad ofreciendo equipamiento táctico de grado militar.

El personaje de dicha cuenta es un hombre de 32 años residente en el estado de Kentucky, al sur de los Estados Unidos, que está adscrito a más de 75 páginas y grupos en los que se difunden loas a Trump y sus políticas ultranacionalistas y se hacen llamados directos a la insurrección y la violencia armada.

Algunas de las fanpages de estos grupos alborotadores que aún están al aire en Facebook son  «RAPID Militia», «Modern Militia» y «Appalachian Mountain Patriots» (anteriormente «Appalachian Oath Keepers»). Estos últimos tienen un largo prontuario de choques contra la ley y las autoridades por su discurso antigubernamental y apologético de la violencia.

Facebook asegura estar abordando el problema

Desde mediados de 2020, la red social fundada por Mark Zuckerberg cerró páginas, grupos y cuentas pertenecientes a grupos militaristas de extrema derecha con base en territorio estadounidense, entre las que destacan varias del grupo Boogaloo Boys, una pseudo guerrilla que asegura estarse preparando para una guerra civil, y cuyo discurso es ultranacionalista y supremacista blanco.

También se han borrado cuentas y página ligadas a la teoría conspirativa QAnon, que afirma que hay un «estado profundo» que gobierna el mundo y que busca instalar «un nuevo orden mundial».

Estos anuncios de equipo táctico, que fueron marcados internamente por los empleados como potencialmente problemáticos, pero Facebook se beneficia económicamente del contenido que amplifica la discordia política y cultural en los EE.UU.

«Facebook ha pasado años facilitando las voces marginales que usan la plataforma para organizar y amplificar los llamados a la violencia», dijo la directora de TTP Katie Paul. «Como si eso no fuera suficiente, el microtargeting publicitario de Facebook está dirigiendo a los extremistas domésticos hacia accesorios de armas y armaduras que pueden hacer que sus esfuerzos militarizados sean más efectivos, todo mientras Facebook se beneficia».

El portal de noticias Buzzfeed News divulgó un comunicado de la portavoz de Facebook, Liz Bourgeois, quien asegura que los equipos de la compañía «están trabajando para adelantarse a cualquier milicia que intente evadir» la prohibición de la red social al extremismo.

«No permitimos anuncios que elogien, apoyen o representen a movimientos sociales militarizados, y prohibimos anuncios que promuevan la venta o el uso de armas, municiones o explosivos», agregó la vocera.

Por su parte, la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, habló en una entrevista a Reuters sobre los episodios del Capitolio. La alta funcionaria dijo que Facebook había tomado medidas proactivas para eliminar el contenido extremista.

 

«Creo que estos eventos se organizaron en gran medida en plataformas que no tienen nuestra capacidad para detener el odio, no tienen nuestros estándares y no tienen nuestra transparencia», dijo Sandberg. «Pero ciertamente, hasta el día de hoy, estamos trabajando para encontrar cualquier mención que pueda estar conduciendo a esto y asegurarnos de que lo consigamos lo más rápido posible».

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje