NO PEGA UNA

Otra derrota para Trump: Juez desestima su demanda en Pensilvania

Trump había exigido que se invalidaran millones de votos por correo que le dieron la victoria a Joe Biden, intentando sentar un precedente replicable a nivel nacional.

Foto: Flickr / The White House
Foto: Flickr / The White House

Un juez federal de Pensilvania desestimó este sábado 21 de noviembre una demanda de la campaña de Donald Trump que pretendía invalidar millones de votos por correo en ese estado que le dieron la victoria al demócrata Joe Biden.

Según se lee en la decisión del juez Matthew Brann, los condados de Pensilvania tienen luz verde para certificar como válidos los resultados de los comicios del 3 de noviembre, ya que este lunes 22 es el plazo límite para ello. Estando todo en regla, será certificado como ganador Biden en el estado.

La demanda de Trump intentó sin éxito invalidar votos emitidos por correo con el argumento de que la posibilidad de los votantes de corregir errores en sus papeletas en ciertos condados perjudicaron al republicano que buscaba la reelección.

Otra derrota

Joe Biden ha sido declarado ganador en una gran parte de los estados del país, y le dieron hasta ahora 306 votos electorales superando la barrera de 270 necesarios para ganar.

Para el juez Brann, el equipo legal del presidente (liderado por Rudy Giuliani) presentó «argumentos legales defectuosos y sin mérito, y a acusaciones especulativas».

«En los Estados Unidos de América esto no puede justificar la supresión del derecho al voto de un solo votante, y mucho menos de todos los votantes de su sexto estado más poblado», escribió Brann.

El dictamen es un duro revés para la estrategia legal que tiene como fin invalidar millones de votos emitidos para Biden. Ya ha perdido otros casos en Michigan, Georgia, Nevada y Arizona.

A pesar de las repetidas e insólitas conferencias de prensa que se han presentado en el patio trasero de una empresa de paisajismo, o que han servido de plataforma para que un enojado Giuliani esbozara un glosario de denuncias sin pruebas mientras chorreaba por su cara sudor con tinte de cabello.

La reelección que nunca existió

Sin imponerse legalmente en Pensilvania, es virtualmente imposible que Trump pueda darle un giro de 180 grados a la elección y postergarse cuatro años más en la Casa Blanca.

Ya recibió otros dos golpes a su estrategia el viernes: primero en Georgia donde se certificó la victoria de Biden, y luego el Michigan, en donde los legisladores que fueron invitados por el presidente a la Casa Blanca aseguraron a la prensa tras el encuentro que no hay información o evidencia disponible que pueda sugerir que hubo un fraude generalizado.

Trump ha contratado un ejército de carísimos abogados liderados por el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, quien según los medios estadounidenses estaría cobrando unos US$20.000 diarios para defender al magnate inmobiliario devenido en presidente.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje