QUE EN PAZ DESCANSE

Abogados de Trump aseguran que Hugo Chávez intervino en las elecciones del 2020

En una extraña conferencia de prensa, el equipo legal de Trump culparon al comunismo y a Hugo Chávez de amañar las elecciones presidenciales de EE.UU.

Para el equipo legal del presidente estadounidense Donald Trump, las elecciones en las que fue derrotado fueron saboteadas por «el dinero comunista» y un fallecido mandatario venezolano.

A todas luces, Trump y su séquito de abogados se muestran inamovibles en su intención de no aceptar la victoria del demócrata Joe Biden y ahora pasaron de denunciar supuestos fraudes puntuales en algunos estados a aseverar que la elección toda, a nivel nacional, fue amañada para afectar al republicano.

El abogado principal de Trump, Rudolph Giuliani, habló de una tal conspiración que se habría gestado «en un lugar centralizado» y que tuvo como fin cometer fraude en ciudades controladas por demócratas, y que Trump «ganó» más del doble del número de votos necesarios para ser reelecto.

«El presidente Trump ganó por abrumadora mayoría y lo vamos a demostrar», dijo, por su parte, Sidney Powell, otra de las abogadas.

Hugo Chávez falleció de cáncer en el año 2013. Foto cortesía de TeleSur
Hugo Chávez falleció de cáncer en el año 2013. Foto cortesía de TeleSur

El fantasma de Chávez

Luego de que Giuliani terminada totalmente empapado en sudor y con unas manchas sobre su cara, que habrían sido por su tinte de cabello, Powell esgrimió el ya conocido y más que usado recurso del comunismo. Según la jurista, toda la conspiración «se pagó con dinero comunista» que vino de Cuba, China y Venezuela.

Lo más particular de todo el discurso del equipo legal es cuando Powell aseguró que el sistema de votación electrónica «se creó en Venezuela bajo la dirección de Hugo Chávez». Cabe destacar que Chávez falleció de un fulminante cáncer colorrectal en el año 2013. 

Ante las distintas peticiones de los periodistas a los abogados para que mostraran pruebas o evidencia, estos se mostraron esquivos y respondieron de forma evasiva. Solamente citaron a «un sólido testigo» que supuestamente habría estado con el presidente Chávez cuando dio la orden de poner en marcha este software. «El software en sí fue creado con tantas variables y tantas puertas traseras que se pueden conectar a Internet o memorias USB atascadas (…), pero una de sus características más rentables es su capacidad para cambiar los votos«, agregó Powell.

Cuba salió en seguida a desmentir estas acusaciones. El canciller cubano, Bruno Rodríguez, publicó en Twitter: «Representantes del presidente Trump mienten sin piedad al difundir información falsa sobre la supuesta injerencia cubana en las elecciones estadounidenses. Calumnia pura. En contraste con la política actual del Departamento de Estado de EEUU, Cuba no interfiere en el proceso electoral de otros países».

La empresa del software se defiende

También reaccionó la empresa Smartmatic, señalada por los abogados como supuestos fabricantes del software de votación Dominion, que la campaña de Trump señala como responsable de permitir la injerencia «del dinero comunista».

«Smartmatic nunca ha tenido acciones ni ha tenido ninguna participación financiera en Dominion Voting Systems. Smartmatic nunca ha proporcionado a Dominion Voting Systems ningún software, hardware u otra tecnología. Las dos empresas son competidoras en el mercado. Smartmatic no tiene vínculos con ningún gobierno o partido político en ningún país. Nunca ha sido propiedad, financiado o respaldado por ningún gobierno», dijeron desde la compañía en un comunicado.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje