A LA JUSTICIA

Denuncian a Bolsonaro ante la Corte Penal Internacional por su gestión de la pandemia

El mandatario ultraderechista está acusado de cometer "fallas graves y mortales" en su respuesta ante la creciente crisis sanitaria que vive su país.

Foto: Flickr / Palacio de Planalto
Foto: Flickr / Palacio de Planalto

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, fue acusado este lunes ante la Corte Penal Internacional de La Haya por cometer crímenes contra la humanidad y genocidio, por su criticada gestión de la pandemia del coronavirus.

El gigante sudamericano ya ha contabilizado 2.41 millones de casos y más de 87.000 fallecidos. De los casos activos, que son 698.500, poco más de 8.300 están en estado crítico o grave. Es el segundo país con los números más grandes después de Estados Unidos.

La Red Sindical Brasileña UNISaúde, que agremia a más de 1 millón de trabajadores brasileños de los sectores de la salud, lo acusan de cometer «fallas graves y mortales» en su manejo de la crisis sanitaria.

«Según la coalición, hay indicios de que Bolsonaro cometió un crimen de lesa humanidad durante su gobierno ante la pandemia, al adoptar medidas negligentes e irresponsables, que contribuyeron a las más de 80.000 muertes por la enfermedad en el país», destacaron desde UNISaúde.

Demanda tras demanda

El presidente ultraderechista ya había sido demandado en el mismo tribunal, que tiene su sede en Países Bajos, por la matanza de indígenas de la Amazonia por parte de conglomerados agrícolas y cárnicos, y se le acusó de propiciar un genocidio.

Sin embargo, esta es la primera vez que los trabajadores de la salud van a la Corte para tomar acciones contra toda la sociedad civil y los profesionales de la salud. Los sindicatos consideran que hay «malicia» e «intención» en la postura del presidente, «cuando adopta medidas que perjudican los derechos humanos y desprotegen a la población, poniéndola en peligro a gran escala, especialmente a los grupos étnicos vulnerables».

Durante la pandemia del COVID-19, Bolsonaro ya separó a dos ministros de salud por contradecir su posición negacionista y por no obedecer sus lineamientos que suelen alejarse de la evidencia científica. Entre otras cosas, aprobó un protocolo para el uso de hidroxicloroquina en pacientes con el virus, a pesar de que no hay evidencia científica de que sea efectivo para tratarlo. Ha menospreciado y relativizado el uso de tapabocas y el distanciamiento social, y se le ha visto constantemente aparecer en público en contacto directo con sus seguidores. Él mismo terminó contagiado y tuvo que hacer tres semanas de aislamiento total.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje