MUERTE DE GEORGE FLOYD

Manifestantes toman las grandes ciudades de EE.UU. sin miedo a las amenazas de Trump

El sábado fue la quinta jornada de protestas en decenas de ciudades de todo Estados Unidos, en las que manifestantes exigen justicia por la muerte de un afroamericano a manos de un policía.

Momento en que dos patrullas de la policía de Nueva York arremeten a toda velocidad contra manifestantes. Captura de pantalla: Twitter / pgarapon
Momento en que dos patrullas de la policía de Nueva York arremeten a toda velocidad contra manifestantes. Captura de pantalla: Twitter / pgarapon

Decenas de ciudades en todo Estados Unidos ardieron este sábado en la quinta jornada de protestas por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano que murió en Mineápolis cuando el policía Derek Chauvin aplastó su cuello contra el piso con la rodilla. Gritaba «¡no puedo respirar» y pedía agua, pero aún así el oficial no lo soltó. Le causó asfixia, perdió la conciencia y murió un rato después en un hospital.

Las autoridades tardaron en capturar a Chauvin porque, en el estado de Minnesota, la Justicia requiere que existan pruebas más allá de la «duda razonable», y la fiscalía no consideraba que videos de varios celulares eran material suficiente para culparlo. Esto causó el enojo de la ciudadanía que incendiaron la estación de policía en la cual Chauvin servía y, después de una fuerte presión social, fue detenido e imputado con los cargos de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente.

La detención no trajo calma a los millones de estadounidenses que ahora protestan en ciudades como Los Ángeles, Atlanta, Denver, Filadelfia, Pitssburg, Salt Lake City, Cleveland, Columbus y Miami, entre otras.

Momento en que dos patrullas de la policía de Nueva York atropellan a un grupo de personas que protestaban por la muerte de #GeorgeFloyd. (Video: Twitter/pgarapon)

Publiée par Lared21 sur Dimanche 31 mai 2020

Trump con toda la fuerza

El presidente, Donald Trump, dijo que los manifestantes eran «matones» y amenazó con enviar el ejército: «Si empiezan los saqueos empiezan los disparos», espetó por Twitter. En el escenario de la muerte, la Guardia Nacional y la policía local inundaron y barrieron las calles, mientras el gobernador del estado, Tim Walz, aseguró que los «disturbios violentos» son realizados por «grupos organizados», mayormente extranjeros y Trump se sumó a esos señalamientos aseverando que son «grupos antifascistas radicales y de extrema izquierda».

La fuerte represión policial y militar metió a la fuerza una tensa calma en el ambiente en Mineápolis, y en otros lugares como en Nueva York, se suscitaron fuertes choques con la policía, quedando constatados en video incidentes en los que se ve a patrullas atropellando a toda velocidad a los manifestantes.

Decenas de ciudades en todo el país declararon toques de queda para evitar las marchas y manifestaciones, sumando una cantidad de localidades en estado de sitio que solo se compara con la época de las marchas por el asesinato de Martin Luther King Jr en 1968. En 11 estados y en la capital federal Washington se desplegó la Guardia Nacional.

En Washington, los manifestante volvieron a cercar la Casa Blanca, después de que Trump les amenazara por Twitter y animara a la celebración de contramanifestaciones. Se produjeron multitud de detenciones después de que un grupo de participantes atravesara una de las barreras de protección.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje