NICARAGUA

ONG denuncia al gobierno de Nicaragua por el «genocidio viral» y piden intervención de la OMS

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) denunció al gobierno de Ortega por su inacción ante el avance de la pandemia en el país.

Daniel Ortega junto con su esposa, Rosario Murillo. Foto: Gobierno de Nicaragua
Daniel Ortega junto con su esposa, Rosario Murillo. Foto: Gobierno de Nicaragua

El gobierno de Nicaragua, presidido por Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo, fue denunciado por la La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) por estar cometiendo «genocidio viral». Esto porque el gobierno se niega a aceptar que la pandemia esté golpeando al país, a pesar de los diversos informes de organizaciones independientes y colectivos médicos.

Ortega y sus autoridades de salud, denuncian ANPDH, no están realizando las acciones necesarias para frenar el avance del coronavirus al tiempo que solo reconocen un número pequeño de casos como positivos.

El secretario ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva, quien vive asilado en Costa Rica, dijo a la agencia EFE que el el gobierno de su país «está actuando de manera irresponsable y negligente» al no tomar medidas preventivas ante la pandemia.

«En Nicaragua lo que se ha dado al día de hoy es un genocidio viral. Lo enmarcamos dentro del dolo y la mala intención del régimen Ortega Murillo en donde todos los actos apuntan al desarrollo del contagio masivo de la población indefensa», afirmó Leiva.

ANPDH solicitó la intervención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). «Queremos emplazar públicamente a la OMS y la OPS a fin de que estas organizaciones den una explicación satisfactoria por su indiferencia y el silencio ante la alarmante situación de desprotección que vive el pueblo nicaragüense», agregó el secretario.

Números disimiles

La organización nicaragüense, Observatorio Ciudadano, localiza y contabiliza de forma independiente los casos de COVID-19 que el gobierno no contabiliza, y publica periódicamente los resultados. El último informe de la ONG es de hace dos días y da cuenta de 233 fallecidos por el virus, casi 32 veces más que el número oficial del gobierno (solo 8 muertes reconocidas).

La cantidad de personas contagiadas aumentó de 756 a 1.270 en la última semana, o sea, 505 nuevos casos sospechosos para un 62% de incremento respecto al último informe del organismo. También recibieron reportes de 154 trabajadores de la salud con sintomatología asociada al COVID-19.

En sus conferencias de prensa, Ortega decide hablar de una «neunomía» y no precisamente de coronavirus o COVID-19. En la más reciente cadena nacional habló del total de fallecimientos por neunomía de los últimos cinco años, y evitó separar en una categoría aparte a los que reconoce como víctimas de la actual pandemia.

Indicó que en el 2015 se registraron 302 fallecimientos por neumonía, y que al siguiente año se dieron 329 defunciones. “Fíjense, sin tener una epidemia como esta, 329 defunción por neumonía”, observó el mandatario.

Más adelante se contradice y asegura que en los números que presenta «van algunas (muertes) que tienen que ver indiscutiblemente con esta pandemia (COVID-19)».

«Todavía hay mucha discusión sobre el tema, hay muchas diferencias sobre el tema, pero cada país aplica de acuerdo a su realidad, a sus condiciones económicas sociales aplica prácticas para defender la vida de sus ciudadanos. Y enfrentados a esta pandemia, la seguimos enfrentando, no podemos bajar la guardia indiscutiblemente, no podemos bajar la guardia y mañana el Ministerio de Salud dará los datos, el reporte de la última semana», añadió el líder sandinista.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje