Alberto Fernández: «Tenemos que actuar juntos, ya mismo, porque nadie se salva solo»

Las acciones del gobierno argentino contra el coronavirus están siendo elogiadas por la OMS. En una Argentina sumida en una crisis profunda, el presidente antepone la salud pública a la economía.

Foto: Twitter / Alberto Fernández
Foto: Twitter / Alberto Fernández

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, habló durante la más reciente reunión del grupo del G20, los 20 países más poderosos del mundo, y su discurso ya se ha viralizado por el alto contenido social en donde, básicamente, se planta inamovible en el enfoque de su gobierno ante el avance del coronavirus: la salud pública es primero, la economía es secundaria.

En su discurso en la reunión, que por primera vez en la historia se realizó por videoconferencia, Fernández dijo que «no hay lugar para demagogias ni improvisaciones». «Enfrentamos el dilema de preservar la economía o la salud de nuestra gente. Nosotros no dudamos en proteger integralmente la vida de los nuestros«.

Con esa convicción, el Ejecutivo argentino ha priorizado el resguardo de su sistema nacional de salud pública echando mano a la mejor evidencia científica posible.

«Quisiera que todos compartan nuestra visión. Estoy convencido que no seremos eficaces si no aceptamos que el mundo ha cambiado para siempre», reflexionó el mandatario ante líderes mundiales como la canciller alemana Angela Merkel o el presidente francés Emmanuel Macron.

La solidaridad en la crisis

Para Fernández, esta crisis se puede sortear de una forma menos catastrófica si el mundo avanza en conjunto hacia un gran Pacto de Solidaridad Global.

«Tenemos que actuar juntos, ya mismo, porque ha quedado visto que nadie se salva solo», disparó Fernández sin miramientos.

«La investigación sobre el COVID-19, el conocimiento científico y médico, también debe ser un bien público global. El tiempo de los codiciosos ha llegado a su fin. Como enseña el Papa Francisco, tenemos que abrir nuestros ojos y nuestros corazones para actuar con una nueva sensibilidad», continuó.

«Estas decisiones no pueden quedar libradas a la lógica del mercado, ni preservadas a la riqueza de individuos o naciones. Es hora de aprovechar este momento único para crear soluciones económicas tan extraordinarias como extraordinarios son los problemas sociales que atravesamos», agregó el líder peronista.

También celebró que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial se den cuenta y reconozcan «lo insostenible de las deudas que soportamos los países más postergados». «Debemos desafiar este presente con el mismo coraje que tuvo este G-20, cuando asumió el daño causado por los paraísos fiscales, por el endeudamiento voraz y por la concentración de la riqueza».

«Sin mesianismos ni prepotencias debemos iniciar un tiempo de diálogo global que a todos contenga», aseveró, y concluyó diciendo: «De ese modo, la humanidad superará esta pandemia. Pero lo que además logrará es acabar con el vicio de la exclusión social, la depredación ambiental y la codicia de la especulación».

 

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje