WIKILEAKS

Lenín Moreno: Assange violó el acuerdo para permanecer en la Embajada de Ecuador

Desde WikiLeaks resaltan que las acusaciones de Moreno llegan "después de que WikiLeaks informara de la existencia de INA Papers sobre el escándalo de corrupción extraterritorial que asola su gobierno".

Lenín Moreno: Assange violó el acuerdo para permanecer en la Embajada de Ecuador
Lenín Moreno: Assange violó el acuerdo para permanecer en la Embajada de Ecuador

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, acusó indirectamente al al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, — refugiado en la embajada ecuatoriana de Londres— de espiarlo y de revelar en redes sociales fotografías que corresponden a su ámbito privado y familiar.

En entrevista con la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión, el mandatario ecuatoriano dijo que Assange no tiene derecho de «meterse en las cuentas o en teléfonos privados», ni tampoco puede intervenir en política de otros países, especialmente aquellos que tienen relaciones amistosas con Ecuador.

En los últimos días Moreno denunció actos de vulneración a su intimidad, luego de que se publicaron fotografías privadas en redes sociales de su vida familiar durante su estadía en Europa, que supuestamente fueron obtenidas tras un ataque a sus dispositivos móviles.

«Ya demasiadas veces el señor Assange ha redundado en sus violaciones al acuerdo que llegamos con él y con su procuraduría jurídica», dijo Moreno.

«No es que no pueda hablar libremente, no es que no pueda expresarse libremente, pero no puede mentir y peor todavía hackear o meterse en las cuentas o en los teléfonos privados», agregó sin culpar explícitamente a Assange sobre las filtraciones.

Moreno ha sido vinculado recientemente a empresas offshore y la Fiscalía de su país autorizó una investigación al respecto.

El mandatario niega haber cometido algún acto de corrupción, al tiempo que no adelantó si Gobierno tomaría o no medidas para retirarle el asilo a Assange.

Denuncia ante la ONU

El gobierno de Moreno «presentó una denuncia formal» al relator especial sobre el derecho a la privacidad de la ONU, Joseph Cannataci, por «la reciente filtración de correspondencia e información privada» de Moreno y su familia.

Según informó la secretaría de Comunicación la denuncia señala «como posibles autores y cómplices» del hackeo de los dispositivos móviles del mandatario y sus familiares a «los personeros y operadores de los portales de Internet que han pirateado los datos personales del primer mandatario, y organizaciones como WikiLeaks que han difundido enlaces y contenidos a través de las redes sociales».

En cuentas de Twitter y Facebook y desde un portal de Internet se han divulgado imágenes y videos de la vida íntima de Moreno, así como conversaciones del mandatario.

Una página web incluso denuncia supuestos vínculos del gobernante ecuatoriano con una empresa creada en un paraíso fiscal. Moreno por su parte afirmó que conoce el origen de las filtraciones.

«Sabemos quién paga esto. Sabemos perfectamente. Está identificado con los que se llevaron miles de millones de dólares en la década pasada», dijo en referencia al exmandatario Rafel Correa, de quien se distanció poco después de asumir el poder en mayo de 2017.

Falso pretexto

Tras las declaraciones de Moreno WikiLeaks se pronunció en sus redes sociales y denunció que las acusaciones del presidente de Ecuador «están vinculadas a un informe de WikiLeaks sobre la implicación del mandatario latinoamericano en una trama de corrupción».

Las acusaciones del mandatario ecuatoriano contra el periodista australiano se produjeron «después de que WikiLeaks informara de la existencia de INA Papers sobre el escándalo de corrupción extraterritorial que asola su gobierno», expresaron desde WikiLeaks.

El caso INA Papers, que se encuentra siendo investigado en Ecuador, implica a la familia del presidente ecuatoriano en delitos de corrupción, perjurio y lavado de activos a través de la empresas extranjeras, y fue iniciado por el diputado opositor Ronny Aleaga Santos, quien recibió un dossier de una fuente anónima con documentos que comprobarían esa asociación.

«Si el presidente Moreno quiere terminar ilegalmente el asilo de un editor refugiado para encubrir un escándalo [sobre empresas] offshore, la historia lo condenará», advirtió WikiLeaks.

«En Resumen, el Gobierno busca un falso pretexto para poner fin al asilo y la protección de Julian Assange», agregaron.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje