embarazo no deseado

Justicia de Chile ordena evaluar aborto por caso de anticonceptivos defectuosos

Una mujer chilena demandó al Estado después de haber quedado embarazada por culpa de anticonceptivos defectuosos. En total son más de 170 las mujeres que cursan o han cursado embarazos no deseados por estos fármacos defectivos.

Pastillas anticonceptivas Anulette CD. Foto cortesía de eldesconcierto.cl
Pastillas anticonceptivas Anulette CD. Foto cortesía de eldesconcierto.cl

La Justicia chilena ordenó el pasado miércoles 17 de marzo a un hospital de la capital Santiago que evalúe practicarle un aborto a una mujer que resultó afectada por tomar anticonceptivos defectuosos, lo que devino en un embarazo no deseado.

En un fallo unánime, la Sala Quinta de la Corte de Apelaciones de la ciudad de San Miguel resolvió dar lugar al recurso de protección presentado por una mujer (cuyo nombre se ha mantenido en secreto para preservar su integridad), estableciendo que el Centro de Salud Familiar (Cesfam) actuó ilegal y arbitrariamente al no atender una solicitud de ella de acceder al aborto legal por causal de riesgo de vida de la madre. Esto está habilitado en la legislación chilena actualmente vigente.

11 mujeres ha quedado embarazadas por el anticonceptivo Anullete CD, del Laboratorio Silesia S.A, pero según publica BBC ese número podría subir a más de 170 si se terminan de confirmar que todos los casos sospechados son por culpa de fallas de las pastillas en cuestión. La mayoría, hasta ahora, han decidido continuar con sus embarazos.

Las Anullete CD fueron suministradas por el programa de planificación familiar del Estado a más de 300.000 mujeres. 

A la demandante y a todas las demás afectadas no se les comunicó que el medicamento era defectuoso, y ella notó en octubre de 2020 que estaba encinta. Para solicitar el aborto legal argumenta que sufre importantes daños a su salud síquica y emocional, e incluso ha tenido pensamientos suicidas, según se lee en el recurso presentado.

Con estos antecedentes, el tribunal resolvió que el Cesfam «ha incurrido en una omisión que no solo resulta caprichosa y por tanto arbitraria», además de «ilegal» en tanto se negó el derecho a la mujer embarazada de solicitar la interrupción del proceso gestacional «en la medida que se constate la ocurrencia de los supuestos establecidos en la ley».

Las autoridades sabían

Entre los meses de marzo y setiembre de 2020, el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), la máxima autoridad en medicamentos del país, alertó de que ocho lotes de seis píldoras anticonceptivas distintas, administradas en centros de salud públicos, estaban falladas y ordenó que se retiraran del mercado.

A pesar de esto, el mismo instituto volvió a autorizar la distribución de la Anulete CD. Más de 100 mujeres denunciaron embarazos no deseados por culpa de estos comprimidos, según datos de la Corporación Miles recogidas por la agencia EFE.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje