Se vino el frío: Sopa de calabaza para calentarse

Servida caliente con un trozo de pan crujiente, esta receta de sopa de calabaza, cremosa y nutritiva, es la comida reconfortante del otoño en su máxima expresión.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Ingredientes:

  • 1,5 kg de calabaza o calabacín pelada y cortada en cuadritos pequeños
  • Una cebolla mediana picada fina
  • Un tallito de romero y tres hojas de albahaca
  • Una pizca de jengibre rallado fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Un cubito de caldo de verduras
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 1 ajo picado fino

En una olla, colocar el aceite de oliva y sofreír la cebolla, hasta que estén translúcida. Luego, agregue las hierbas, el ajo y el jengibre. Verter el caldo diluido en dos tazas de agua y cocinar a fuego lento hasta que la calabaza esté tierna, aproximadamente 20 minutos o quizás un poco más, dependiendo de la dureza.

Tip: Deberías tener un poco de agua adicional por las dudas; puede llegar a evaporarse mucho y tal vez tengas que agregar un poco más cada tanto, dependiendo de la densidad con que te guste la sopa.

Dejar enfriar y pasar a una licuadora, o bien usar una mixer manual dentro de la olla misma. Procesar hasta que quede una sopa cremosa y homogénea. Regresar a la olla y añadir sal y pimienta al gusto. La podés reducir tanto como quieras, si te gusta más espesa, o apenas calentar para disfrutar en un almuerzo o cena durante el frío otoño que está por entrar.

puedes espolvorear la sopa antes de servir con ciboulette, perejil, cilantro o albahaca frescas.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje