Escuelas

Escuela Rural: la eterna desconocida

La Escuela Rural Uruguaya ha sido, desde siempre, un semillero de experiencias innovadoras.

escuela-rural-uruguay

Existe un sinfín de maestras y maestros que, comprendiendo su contexto, lograron pensar y llevar adelante experiencias educativas únicas, bien distintas de las tradicionales, dejando huellas tanto en las comunidades, como en todo el Magisterio Nacional.

En contraparte, la Escuela Rural, siempre ha sido discriminada desde una mirada centralista y urbana. Las experiencias innovadoras y exitosas no tuvieron el reconocimiento y la difusión acorde y muchas de ellas han sido invisibilizadas y olvidadas.

Hoy, en plena pandemia y crisis sanitaria, no escapa a la mirada centralista, romántica y humillante.

Pensar a la Escuela Rural desde “las vaquitas, los caballitos y la huertita” es, por lo menos, evidencia de ignorancia. Es una falta de respeto a cientos de maestras y maestros, estudiantes y familias.

Pensar el medio rural desde una perspectiva tradicional sectorial agraria es bastante ingenuo. La dimensión territorial ha configurado una nueva forma de pensar y definir lo rural, las nuevas ruralidades.

Si hablamos de la ruralidad de Maldonado nos encontramos con una fuerte dependencia del turismo.

El comercio, la industria, la pesca artesanal, la oferta de bienes y servicios es la fuente de ingresos de muchas familias cuyos hijos/as concurren a alguna de las 36 escuelas rurales. Éstas atienden alrededor de 600 estudiantes con 100 docentes y no docentes.

El día miércoles 8 el Presidente de la República anunció que a partir del 22/4 abrirían todas las escuelas rurales (a excepción de Montevideo y Canelones). Esto implica la circulación de más de 10000 niñas/os, 1500 docentes y cientos de auxiliares.

Con esta medida, una vez más, se desprestigia a la Escuela Rural. Y se pone en riesgo la salud de muchas personas.

El argumento presentado por el Presidente alude a la falta de conectividad y la ruptura en el vínculo entre escuela y familias. La primera se da en escasos lugares y es un problema que docentes y comunidades vienen resolviendo bien. Sobre la ruptura de vínculos abundan ejemplos, en estos días, de lo contrario. Radios educativas, docentes llevando repartidos hasta los hogares, redes sociales, canales de YouTube, plataformas, zoom, etc, etc.

La educación es un acto político y de amor. Educar no es abrir los edificios. En el contexto actual implica, entre otras cosas, que estén dadas las garantías sanitarias para estudiantes, familias, docentes y no docentes, para toda la comunidad. Las escuelas han sido espacios protegidos en su más amplio significado. Más hoy esto se está vulnerando.

Son muchas las preguntas qué me hago como maestro de TC y como padre de una estudiante de escuela rural. ¿Qué lugar le va a dar este gobierno a la Escuela Rural?

La asistencia voluntaria traslada la responsabilidad del Estado a las familias. Los criterios a manejar por las familias seguramente no serán por información privilegiada en orden de salubridad.

Cualquier otro factor debe abordarse con responsabilidad por parte del Estado.

OMS advierte que levantar restricciones podría generar un resurgimiento fatal del COVID-19

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus,…

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje