Nuevas relaciones

(Re)haciéndonos en el amor

dia-orgullo-728x410

Gorda, fea, marimacha, feminazi, malamadre, malquerida, puto, maricón, volteado… son sólo un porcentaje muy pequeño de palabras que más a menudo de lo esperado, recibimos a manera de insulto tanto las mujeres como las y los miembros de la comunidad LGBT+, sobre todo si nos encontramos fuera de los límites del mapa de la belleza estandarizada.

Con la intención de visibilizar la violencia que a diario sufrimos por parte de cercanos, conocidos o extraños, la ilustradora mexicana, Mar Maremoto, y la escritora peruana, Gabriela Wiener, participaron en la charla “(Re)hacer el amor: nuevas relaciones y otras formas de estar cerca”, con aforo lleno en el salón Juan Rulfo de la FIL, Guadalajara.

La propuesta de Maremoto y Gabriela sobre rehacer el amor, se refiere a buscar nuevas maneras de llamarnos y representarnos a nosotras mismas, y de llevar nuestras relaciones con los otros, además de reflexionar acerca de cómo la sociedad patriarcal y la construcción monógama han creado estándares inalcanzables y patrones a seguir, difíciles de quebrantar, que conducen a la violencia y a la deslegitimación de nuestros cuerpos y nuestras decisiones.

Durante la conversación explicaron cómo cada una desde su espacio denuncia esa violencia. “Dibujo cuerpos grandes, de mujeres que abarcan todo el espacio, y decidí dibujar a las personas que quiero, que no son modelos de revistas ni de nada. […] al ver que no era representada en ningún lado, decidí representarme yo misma.”, expresó Maremoto.

“Nuestra vida se va convirtiendo en una especie de activismo. […] ¿Si el Estado no nos toma en cuenta, vamos a autoeliminarnos? No. Somos resistencia.” apuntó Gabriela.

El desarrollo del amor propio, la utilización del lenguaje inclusivo para nombrarnos a todas y todos, la deconstrucción del amor romántico, la sororidad, la lucha feminista y LGBT+, fueron algunos de los temas que se pusieron sin tapujos ni prejuicios sobre la mesa.

Resultó apantallante la diversidad de edades y ocupaciones entre el público asistente. Pero aunque la respuesta del mismo fuera positiva, el trayecto en nuestras luchas es todavía larguísimo y requiere de fortaleza y esfuerzos constantes.

Tal como dijo Maremoto: “Todos los días estamos saliendo del clóset con diferentes personas… se trata de un clóset infinito, lleno de puertas, en el que hay que elegir qué tanto expresamos sobre nosotres mismes”.

¡Que el acuerdo siempre sea vivir con libertad, respeto, empatía, armonía y amor!

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Belíc Acosta
Leé más artículos de Enredad@s
Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje